Público
Público

Industria plantea esta semana la reforma del plan Vive tras su fracaso

El sector espera que se rebaje la antigüedad de los coches

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El plan Vive de renovación del parque automovilístico cumplió ayer los cien días que su impulsor, Miguel Sebastián, pidió para evaluar su eficacia. Constatado el fracaso, el ministro de Industria anunció ayer que el Consejo de Ministros debatirá en su reunión del viernes la reforma del programa.

El ministro, que el pasado 29 de octubre dijo que cambiaría el plan si pasado ese plazo no funcionaba, ha mantenido reuniones con el sector automovilístico, que atraviesa por una crisis galopante, para conocer sus peticiones.

El sector confía en una rebaja de la antigüedad mínima de los vehículos que pueden acogerse al Vive. Si pasara a diez años, en lugar de los quince actuales, podría acogerse al programa en torno al 35% del parque automovilístico, en lugar del 10% actual.

Otra de las reivindicaciones del sector era la puesta en marcha de ayudas directas, como el antiguo Plan Prever, en lugar de la actual subvención de los tipos de interés para los 5.000 primeros euros de préstamo. No es probable que se atienda esta petición, considerada urgente en el sector dada la sequía del crédito.

El plan sólo se aplica para la compra de coches que emitan menos de 120 gramos de CO2/km, o hasta 140 g/km, si incorporan elementos electrónicos de control que aumenten su seguridad. En el primer mes de vigencia del plan (que coincidió, en parte, con el verano), sólo se habían acogido al mismo 18 operaciones. Un mes después, eran 47.