Público
Público

Industria prevé obtener 2.000 millones del internet móvil

Subastará las nuevas frecuencias y destinará sus ingresos a rebajar el déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Barcelona inauguró ayer el mayor encuentro mundial de telefonía móvil, con los dedos cruzados para que no sea el último que celebra. Y mientras los cerca de 50.000 asistentes llenaban el cántaro de la lechera con cifras futuras (en 2015 habrá en el mundo 3.500 millones de usuarios que accedan a internet a través del móvil frente a los 500 millones actuales; el tráfico de datos se habrá multiplicado por 40), el Gobierno comunicaba a las operadoras que dan servicio en Españaque ellas, al menos, pueden dejar de preocuparse de que se colapsen sus redes. Tendrán más frecuencias este año, antes que en la mayoría de países de Europa, pero tendrán que pagarlas.

En plena era del tijeretazo al déficit, el Gobierno ha decidido utilizar la fórmula de la subasta para entregar el nuevo espacio por el que discurrirán los datos del futuro. En realidad utilizará un híbrido entre subasta y concurso para lograr entre 1.500 y 2.000 millones de euros. Según informó ayer el ministro de Industria, Miguel Sebastián, 800 se destinarán a limpiar las frecuencias que proceden de la televisión analógica y que han quedado libres. El resto irá 'a reducir el déficit y la deuda pública', declaró.

Se dedicarán 800 millones a limpiar las frecuencias de televisión analógica

España ha otorgado históricamente sus frecuencias mediante concurso, elección duramente criticada cuando el Gobierno del Partido Popular otorgó las licencias móviles de tercera generación (UMTS) en el año 2000 por unos 500 millones de euros, mientras Alemania ingresaba más de 50.000 millones a través de su subasta. En esta ocasión, se elige subasta, aunque la cuantía que se espera nada tiene que ver con las cifras alcanzadas en aquel año. Además, el Gobierno espera que se movilicen inversiones adicionales en el sector de más de 1.200 millones de euros y que se creen unos 40.000 empleos entre 2011 y 2013.

El proceso se plasmará en un real decreto en el segundo trimestre con la intención de iniciar el proceso este año. Las operadoras históricas tendrán que entregar parte de las frecuencias que utilizaban para dar servicio de voz, para que puedan llegar a nuevos operadores como Yoigo, a cambio de que les permitan usar el resto para dar acceso a internet.

Telefónica y Vodafone, por ser las compañías de mayor tamaño, estarán obligadas a invertir en poblaciones de menos de mil habitantes, aunque Vodafone adelantó ayer que ya tiene desplegada red en 1.230 municipios de menos de mil habitantes para dar acceso a internet en cuanto se lo permitan.