Público
Público

La industria y los servicios moderan su frenazo

La facturación de ambos sectores empieza a mostrar unos tímidos brotes verdes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La industria y los servicios empiezan a mostrar unos tímidos brotes verdes. Es prematuro afirmar que la crisis de ambos sectores va remitiendo, pero su comportamiento abona la teoría de que lo peor podría estar quedando atrás.

Según los datos que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE), en mayo la cifra de negocios de la industria cayó un 29% interanual y las entradas de pedidos retrocedieron un 29,5%. Son descensos muy abultados, pero inferiores a los registros de abril, cuando se anotaron los peores datos de la serie histórica con caídas superiores al 30%.

No obstante, la facturación y la contratación de pedidos acumulan ocho y diez meses bajistas consecutivos, respectivamente. Tomando como referencia los cinco primeros meses del ejercicio, la cifra de negocios cedió un 28,9%, por las caídas del 13,6% en los bienes de consumo, del 28,6% en los bienes de equipo, del 34% en los bienes intermedios y del 51,3% en la energía.

Las entradas de pedidos se redujeron un 30,5%, con un esquema de descensos similar al que refleja la facturación.

En el terreno de los servicios, la evolución es similar a la que presenta la industria. La cifra de negocios del sector bajó un 19,3% interanual en mayo, aunque eliminado el efecto calendario la facturación la contracción fue del 18,4%.

Se trata de la decimotercera caída consecutiva del sector servicios, pero el dato de mayo refleja una moderación respecto a abril (-20,1%). El empleo, por su parte, retrocedió un 6,7%. Suma, así, 11 meses de descensos consecutivos, lo que constata el impacto que la crisis está teniendo sobre esta rama de actividad.

Las áreas que mayores descensos de facturación registraron fueron las relacionadas con el comercio al por mayor de combustibles, metales y otros (44,4%), así como la venta de vehículos, motocicletas y repuestos (37,5%). En lo que respecta al empleo, las actividades más perjudicadas por el retraimiento de la economía fueron los servicios a empresas, el turismo, el transporte, el comercio y las tecnologías de la información.