Público
Público

El INE certifica que el PIB cayó un 0,5% en el primer trimestre

La caída interanual se acelera hasta el 2%. La economía española acumula ya siete trimestres de crecimiento negativo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha certificado este martes lo que ya adelantó el Banco de España hace escasos días: la economía española cayó un 0,5% entre enero y marzo de este año. Su caída interanual se aceleró hasta el 2%, según los mismos datos del INE, algo en lo que coincidió también el Banco de España.

El Gobierno también esperaba que el recorte trimestral del PIB fuera menos intenso entre enero y marzo de lo que lo fue en el trimestre precedente y ya dio por buena la estimación que realizó el Banco de España en su boletín.

El Ejecutivo hizo pública el viernes pasada la revisión de su cuadro macroeconómico, empeorando su previsión inicial para todo 2013 desde una caída del 0,5% a una contracción del 1,3%. Asimismo, avanzó que las primeras tasas positivas del PIB llegarán en el último trimestre de este año y no en el tercero, como hasta ahora había mantenido el Gobierno.

La economía española acumula siete trimestres de crecimiento negativo

La contracción trimestral del 0,5% experimentada entre enero y marzo avanzada por el INE mejora en tres décimas el dato del cuarto trimestre de 2012, cuando el PIB bajó un 0,8%. Con la cifra del primer trimestre, la economía española acumula siete trimestres de crecimiento negativo, mientras que, en tasa interanual, el PIB suma seis trimestres de retrocesos.

Por su parte, la caída interanual del PIB en el primer trimestre es una décima más acusada que la registrada en el cuarto trimestre de 2012, cuando la economía retrocedió un 1,9%. El INE ha explicado que esta aceleración en el retroceso del PIB es consecuencia de una aportación más negativa de la demanda nacional, que se vio compensada sólo en parte por una contribución positiva del sector exterior.

Los datos del INE son aún provisionales y se conocerán a nivel desagregado el próximo 30 de mayo. De momento, el Banco de España, en su último boletín, confirmaba que la economía española prolongó la 'pauta de contracción' de la actividad en el primer trimestre, si bien a un ritmo 'más atenuado' que en el tramo final del año pasado.

No obstante, advertía de que esta mejoría podría 'haberse atenuado' en la última parte del trimestre, a tenor del 'perfil decreciente' de algunos indicadores.

El Banco de España estima que la demanda nacional descendió un 0,8% hasta marzo, también menor que en el trimestre precedente, al revertirse el impacto de los factores de naturaleza transitoria que habían influido negativamente sobre el gasto interno en los meses finales de 2012, como la elevación de la imposición indirecta y la supresión de la paga extraordinaria de los empleados públicos.

Todos los indicadores siguen mostrando 'una gran debilidad'

Sin embargo, el instituto emisor indica que la reducida capacidad de ahorro de las familias, la caída de su riqueza, la persistencia de un panorama laboral 'incierto' y un elevado endeudamiento deja poco margen para la recuperación del consumo a corto plazo. En cuanto a la inversión residencial, también destaca que la demanda sigue mostrando 'gran debilidad'.

Así, calculaba que el consumo privado descendió un 0,3%, frente a la caída del 2% del trimestre anterior, mientras que la formación bruta de capital se contrajo un 1,8%, también muy por debajo del descenso del 3,9% del trimestre precedente.

El Banco de España estimaba en su boletín que la contribución de la demanda exterior neta fue tres décimas positiva, pero de magnitud inferior a la del trimestre anterior (+1,2%), lastrada por la menor debilidad de las importaciones en relación con lo mostrado a finales del año pasado, en un contexto en el que las ventas al exterior, aunque se recuperaron, siguieron condicionadas por la recesión del área del euro.

En concreto, calcula que las exportaciones se mantuvieron estables, con un crecimiento cero, frente al descenso del 0,9% del trimestre anterior, mientras que las importaciones se redujeron un 0,7%, muy por debajo de la caída del 4,8% registrada entre octubre y diciembre de 2012.