Público
Público

Inés Alberdi afirma que sin las mujeres es imposible alcanzar los Objetivos del Milenio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sin la participación de las mujeres, no será posible alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio fijados por la ONU para 2015, según la directora del Fondo de Naciones Unidas para la Mujer (Unifem), Inés Alberdi, quien reconoce que el integrismo religioso "frena" el avance de la igualdad.

En una entrevista con EFE, Alberdi ha calificado de "muy positiva" la fusión de las cuatro entidades que existen de Naciones Unidas para la igualdad de género en una sola, denominada ONU-Mujeres, ya que este organismo contará "con más recursos y más rango" para que se escuche "la voz de las mujeres".

La directora de Unifem ha valorado que la responsable de ONU-Mujeres sea la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet: "Ella tiene una trayectoria fantástica de fuerza, capacidad y apoyo a la igualdad de género", ha opinado.

Respecto a la posibilidad de que ostente algún cargo dentro de este nueva entidad, que entrará en funcionamiento a partir de enero de 2011, Alberdi ha apuntado que es directora de Unifem hasta finales de año, y que, después, está "abierta al liderazgo y a la dirección de ONU-Mujeres".

En cuanto a la pasada cumbre de la ONU sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, Alberdi ha resaltado que por primera vez ha quedado de manifiesto que la igualdad de género es necesaria para conseguir estas metas.

"Sin la participación de las mujeres no es posible acabar con la pobreza, el hambre, ni asegurar la salud básica, ni la escolarización", ha aseverado la directora de Unifem.

"Hay que poner énfasis en que hay que contar con la mujeres, en que la igualdad de género es transversal a todos los objetivos de desarrollo", ha reiterado Alberdi, quien insiste en que "hay voluntad política de cambio" para conseguir la paridad de género.

La directora de Unifem se ha mostrado optimista con que, en los próximos cinco años, las mujeres dejen de ser ignoradas en muchos países y ha señalado que lo que hace falta es que se les reconozca su trabajo y aportación a la sociedad, para lo que, ha dicho, cada vez más hay redes de mujeres dispuestas a impulsar ese cambio.

En este sentido, ha estimado que en aquellos países en los que la religión influye en la política "hay una dificultad añadida para la igualdad".

"Los sectores mas integristas de la religión frenan la participación de la mujer a todos los niveles", ha sentenciado Alberdi, quien ha señalado que esto ocurre con todas las creencias religiosas.

"¿Por qué las mujeres no pueden ser sacerdotes u obispas?", se ha preguntado.

A su juicio, en el marco de los derechos humanos se puede entender "muy bien" el respeto a las religiones, a la vez que la lucha por la igualdad y la dignidad de las mujeres.