Publicado: 10.01.2014 12:43 |Actualizado: 10.01.2014 12:43

La infanta confió en Urdangarin porque estaba "enamorada" de él, alega su abogado

"No se puede pretender que el legislador diga: 'Mujeres, cuando vuestros maridos os den algo a firmar, primero llamad a un notario y tres abogados", dice el letrado Silva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Cuando una persona está enamorada de otra, confía, ha confiado y seguirá confiando contra viento y marea en esa persona: Amor, matrimonio y desconfianza son absolutamente incompatibles". Uno de los abogados de la infanta Cristina, Jesús María Silva, ha esgrimido estos argumentos amatorios para defender este viernes que está "absolutamente convencido de la inocencia de la Infanta, y esa inocencia pasa obviamente por su fe en el matrimonio y el amor por su marido".

En declaraciones a los periodistas a las puertas del bufete de abogados Roca i Junyent, en Barcelona, Silva ha insistido en que la infanta está enamorada de su marido. Preguntado sobre si con ello trata de demostrar a sensu contrario que la engañó su marido, Iñaki Urdangarin, ha respondido: "Yo le digo quién confía. A partir de ahí, cada uno responde en conciencia de sus actos", y ha añadido que todavía están estudiando si presentan el recurso a la imputación de la hija del rey por parte del juez José Castro.

En relación a la situación actual de la infanta Cristina, el letrado Jesús María Silva ha afirmado: "Yo diría que entre extrañada y dolida. Ella es una mujer que yo entiendo está enamorada de su marido". Y luego ha seguido con su idea fija: "Confianza y matrimonio son absolutamente inescindibles, y el que no lo vea así es que no sabe lo que es el matrimonio".

 

 

Sobre si está imputada por ser quien es, el abogado ha dicho: "Si no, no se habrían escrito 225 folios, porque a nadie le imputan con 225 folios; se le imputan con 15 o con 20. Si alguien considera que es necesario escribir un tratado de derecho procesal para imputar a alguien, será porque considera que el caso lo merece", señaló Silva recordando la mención al respecto que hizo el juez Castro en su auto.

También ha indicado que están estudiando si presentan recurso a la imputación: "Hay cosas en la vida que uno no tiene claras hasta el último momento. Por eso están los plazos. Hay que pensarlo".

Por ello, ha asegurado que siguen trabajando, y ha destacado que "la ley de enjuiciamiento criminal es muy sabia y da plazos: por un lado, para trabajar, y por otro lado, para reflexionar sobre los pros y los contras, ponderar las estrategias. Son temas delicados".

En cuanto a cuándo podrían presentar el recurso, Jesús María Silva ha insistido en que los abogados siempre agotan los plazos y presentan los escritos en "el día de gracia, el último minuto" --el plazo expira el miércoles a las 15.00 ante la Audiencia de Palma--.

Silva fue el mismo abogado que el pasado martes hizo gala de una ironía de dudoso gusto al afirmar que a lo mejor no recurrían la imputación de la infanta si así contribuían a la "realización personal" del juez Castro, debido a las ganas que mostraba el magistrado en su auto por escuchar las explicaciones de la hija menor del rey. Poco antes, su socio, Miquel Roca, daba por hecho que recurrirían.

Paralelamente a estas declaraciones de Silva, otro de los abogados de la infanta, Jaime Riutort, de un despacho de la propia Palma de Mallorca, celebró este viernes, a petición suya, un encuentro con el juez Castro. Tras la entrevista, el gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Baleares informó que el instructor del 'caso Nóos' mantiene la imputación de la infanta y su citación para el 8 de marzo.

A través de la misma vía, el juez ha señalado que se trata de un encuentro no propiciado por él, sobre cuyo contenido no va a informar. Señala que el abogado Riutort fue a verle ayer, jueves, a su despacho, y no le encontró, y hoy viernes ha acudido a hablar con él de nuevo al Juzgado de Guardia. El encuentro "no implica ningún cambio" en la citación de la infanta el 8 de marzo, añaden las mismas fuentes.

Un encuentro público celebrado hace unos meses por el juez en una cafetería de Palma con la abogada de la acusación popular Virginia López Negrete, del sindicato Manos Limpias, fue censurado desde el diario monárquico ABC.

Según Europa Press, los abogados de la infanta sopesan no recurrir en esta ocasión su imputación, sobre todo si se confirma que la Fiscalía Anticorrupción tampoco lo hace. Ésta habría sido una de las cuestiones abordadas en el encuentro mantenido esta mañana entre uno de los letrados que colaboran en la defensa de la infanta y el magistrado José Castro, durante aproximadamente una hora y que no ha supuesto ningún cambio respecto a la citación prevista el 8 de marzo.

Tal y como han apuntado en esta línea, los movimientos de la defensa irían encaminados a no recurrir el encausamiento, principalmente ante la probabilidad de que la Fiscalía Anticorrupción tampoco impugne el auto de Castro. Según las mismas fuentes, el hecho de que el Ministerio Público sopese no interponer recurso supone un elemento de peso en la estrategia a seguir por la defensa de la infanta.

Y es que, según justifican, esta maniobra del fiscal aumentaría las posibilidades de que un recurso en solitario por parte de la mujer de Iñaki Urdangarin, sin que otras partes impugnasen la imputación, se viera "abocado al fracaso" ante el tribunal de la Audiencia Provincial de Baleares encargado de dirimirlo.

La Fiscalía continúa sopesando el camino a seguir al respecto, consciente de que el encausamiento de la mujer de Urdangarin podría venir respaldado por la Audiencia en caso de que sea finalmente impugnado, teniendo en cuenta que el tribunal que debería encargarse de resolver un eventual recurso, integrado por los magistrados Diego Gómez-Reino -presidente-, Juan Jiménez y Mónica de la Serna, es el mismo que el 7 de mayo de 2013 dejó abierta la posibilidad de que la Infanta fuese imputada por presunto delito fiscal y de blanqueo de capitales.