Público
Público

La infanta Cristina, ausente

La duquesa de Palma, mujer de Urdangarin, aparece absorta en unas fotografías tomadas durante un partido de balonmano de su hijo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Infanta Cristina, ausente mientras ve jugar a su hijo un partido de balonmano. La cara de la Duquesa de Palma no era de alegría, todo lo contrario, era un poema. De hecho, aunque la Infanta estaba con otras mamás e intentaban que Cristina fuera una más, ella estaba ausente, con la cabeza en otro sitio y no hacía caso a la conversación.

La Infanta intentó mantener el tipo, entre el grupo de madres, y se la pudo ver en un momento determinado riéndose con lo que la enseñara una de sus amigas en el móvil, pero era algo más que un cumplido que otra cosa.

Vestida totalmente de negro la Duquesa de Palma no puede evitar el momento que está viviendo. Esposa, infanta y madre, sobre todo, son tres papeles que, en estos duros momentos, tiene que conjugar. La Infanta Cristina hace de tripas corazón, por sus hijos y su trabajo. Cada día acude a él e intenta normalizar la situación de los pequeños, les lleva al colegio y a las actividades extraescolares que tengan. Hay que recordar que los sus hijos no son tan pequeños como para no enterarse de la realidad y que los medios están alcance de todos los niños que están a su alrededor.

La Infanta todavía tiene un largo calvario por delante, en breve verá sentarse de nuevo a su marido en el banquillo y a Carlos García Revengaque está imputado también en el caso. El día 23 de febrero está cerca.

Unas fechas de hemeroteca. Casualidad o no las fechas claves concernientes a Urdangarín no dan puntada sin hilo. El día 23 de febrero cuando tiene que declarar, es una fecha en la retina de muchos, tras el Golpe de Estado sufrido en 1981.

Y el día 29 de diciembre del 2011, el juez Castro levantó el secreto del sumario sobre el caso Nóos e imputó a Iñaki Urdangarín.  El 28 de diciembre de 1993 el Banco de España intervino Banesto y destituyó a todo el consejo de administración, incluido su presidente, Mario Conde. Todo el mundo pensó que era una inocentada. Dieciocho años después, de nuevo una 'inocentada', aunque con un día de diferencia, volvía a saltar a la actualidad, años después. Casualidad o no, unas fechas muy significativas.