Público
Público

La inflación armonizada se mantiene en un 4,4% tras cinco meses de subidas consecutivas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La inflación armonizada se mantuvo en febrero en el 4,4 por ciento, dato provisional que, de confirmarse, supondría la primera vez que se mantiene la tasa tras cinco meses consecutivos de subidas, según el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA),

No obstante, la tasa del IPCA -que mide los precios de forma armonizada con el resto de países de la zona euro-, supondría, junto con la del mes anterior, la más alta desde enero de 1997, cuando comenzó a elaborarse este indicador.

El elevado precio del petróleo y de algunos alimentos fueron, un mes mas, los responsables de que la tasa de inflación continúe en niveles tan elevados.

Así, el crudo Brent, de referencia en Europa, se mantenía hoy por encima de los 100 dólares, cerca del máximo histórico de ayer, a la espera de la decisión de la OPEP sobre producción en su reunión de la próxima semana.

Como consecuencia, la gasolina sin plomo y el gasóleo de automoción, los dos carburantes más demandados en España, también han alcanzado sus máximos históricos de precios con lo que el litro de la sin plomo de 95 octanos cuesta una media de 1,128 euros, mientras que el del gasóleo se vende a 1,103 euros.

La tasa del 4,4 por ciento avanzada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) cuyo dato definitivo se conocerá, al igual que el del IPC español, el 13 de marzo y, de confirmarse, sería 1,9 puntos superior a la del mismo mes del año anterior.

Desde el Ministerio de Economía se insiste en el carácter exógeno del alza de los precios y en que la tasa de inflación se moderará a partir de la próxima primavera hasta situarse por debajo del tres por ciento a final de año.

En el caso de que el IPCA de febrero coincida con la tasa general de inflación española (IPC), se trataría de la cifra más alta desde noviembre de 1995, cuando el aumento de los precios también alcanzó el 4,4 por ciento.

El encarecimiento del petróleo y los alimentos ya hizo que la tasa de inflación española de enero se situase en el 4,3 por ciento, la más alta desde diciembre de 1995, lo que situó el diferencial de la inflación española con la del resto de países de la zona euro en 1,2 puntos.

Desde Bruselas, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, lamentó el dato del IPCA pero aseguró que los trabajadores no perderán poder adquisitivo gracias a las cláusulas de revisión salarial y confió que "empiece a descender".

"Todas las previsiones e indicadores apuntan a que a partir de ahora irá descendiendo", indicó.

Insistió en que las cláusulas de revisión salarial afectan al 80 por ciento de los trabajadores por cuenta ajena por lo que, ni ellos ni los pensionistas, perderán poder adquisitivo como consecuencia del aumento de la tasa de inflación.

Añadió que pese a que las familias están sufriendo el impacto de la subida de precios, "también tienen mejores rentas" y recordó que la renta per cápita ha subido de 18.500 a 23.000 euros en esta legislatura.

Por el contrario, desde el PP, el secretario ejecutivo de Economía y Empleo, Miguel Arias Cañete, volvió a acusar al Gobierno de no haber hecho "nada" para luchar contra la elevada tasa de inflación y de haber dejado la subida de precios en su nivel más alto desde 1995 y "a más del doble" de como la encontró.

En su opinión, el Ejecutivo se ha dedicado a "buscar excusas" en vez de medidas que incrementasen la competencia y mejora de los mercados.

El indicador adelantado difundido hoy por el INE proporciona únicamente una información de carácter orientativo, por lo que no tiene que coincidir con la tasa general de inflación (IPC).