Público
Público

La inflación china llega al 5,1 por ciento en noviembre, récord en 28 meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La inflación china se disparó hasta el 5,1 por ciento en el mes de noviembre, lo que supone el nivel récord en los últimos 28 meses y acerca al país asiático a otra posible subida de los tipos de interés.

Según publicó hoy el Buró Nacional de Estadísticas, el dato del Índice de Precios al Consumo (IPC) es siete décimas superior al registrado en octubre, y también está por encima de las estimaciones previas de los analistas y del objetivo marcado por el Gobierno chino para el acumulado de 2010, que se situaba en el 3 por ciento.

El organismo atribuyó este avance al impacto de los alimentos, que suponen un tercio de la cesta de la compra del consumidor chino y que en noviembre se encarecieron un 11,7 por ciento.

"El aumento de los precios de noviembre están por encima de las expectativas de la gente", reconoció Sheng Laiyun, portavoz del Buró chino, quien agregó los alimentos contribuyeron en un 74 por ciento al crecimiento del IPC de noviembre.

Por su parte, los productos no alimenticios aumentaron de precio tan sólo un 1,9 por ciento, aunque la vivienda sí subió de manera sensible, un 5,8 por ciento.

Otro indicador de la inflación, el Índice de Precios de Producción (IPP), barómetro para las perspectivas futuras, se encaramó hasta el 6,1 por ciento, un 1,1 por ciento más que en octubre, cuando alcanzó el 5 por ciento.

El gobierno chino está preocupado ya que la inflación amenaza con convertirse en uno de los principales motivos de descontento social entre la población, por lo que ya ha ordenado controles temporales a los precios, aumentar la producción agrícola y ganadera y limitar los costes energéticos.

"Los precios permanecerán estables en el siguiente período de tiempo a medida que los ministerios y las autoridades regionales implementen seriamente las medidas de supervisión de precios del gobierno central", aseguró Sheng.

Los expertos señalaron, sin embargo, al crédito otorgado por los bancos chinos y a la segunda inyección de rescate estadounidense, de 600.000 millones de dólares, que están inundando los mercados emergentes con flujos de capital especulativo.

"La inflación de noviembre será el pico máximo del año", analizó el profesor Liu Yuanchun, de la Universidad Popular de China en Pekín, quien también estimó que en 2011 la tasa rondará el 4 por ciento.

Los analistas ya vaticinaron datos negativos para el IPC tras observar como el Banco Popular de China (PBOC, Central) anunció ayer mismo un incremento del coeficiente de caja para las grandes entidades del país, la sexta subida ordenada en lo que va de año y que deja el nivel de este índice bancario en el 19 por ciento.

La medida se tomó después de que, también ayer, el banco central confirmase que los préstamos bancarios de enero a noviembre totalizaban 7,45 billones de yuanes (1,12 billones de dólares, 846.000 millones de euros), demasiado cerca para cumplir el límite impuesto por el gobierno para todo, de 7,5 billones de yuanes.

Por esta razón, se teme una nueva subida de los tipos de interés, después de la aplicada en octubre (un cuarto de punto, la primera desde 2007), con el objetivo de drenar la liquidez de la economía.

De hecho, el Partido Comunista de China (PCCh) ya anunció recientemente un cambio en la política monetaria general del país, que en 2011 pasará de la actual denominación de "moderadamente abierta" a "prudente".

Por otro lado, el Buró de Estadísticas chino dio a conocer otras cifras mensuales, entre las que destacan las ventas minoristas y la inversión en activos fijos.

Las ventas al por menor crecieron un 18,7 por ciento en China durante el mes de noviembre respecto al mismo mes del año pasado (lo que supone una décima menos que en octubre), hasta totalizar un valor de 1,39 billones de yuanes, equivalentes a 208.100 millones de dólares ó 157.330 millones de euros.

A su vez, la inversión en activos fijos se disparó en los 11 primeros meses de 2010 un 24,9 por ciento, hasta los 21,07 billones de yuanes (3,19 billones de dólares, 2,41 billones de euros).

Finalmente, el valor añadido de la producción industrial se aceleró hasta el 13,3 por ciento en noviembre, dos décimas más que en octubre.