Público
Público

Influenza H1N1 es más letal en niños que la gripe estacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Gene Emery

La gripe H1N1 puede matar niños a unatasa mucho mayor que la influenza estacional, y el alto riesgopara las mujeres embarazadas se extiende hasta dos semanasdespués del parto, dijeron el miércoles investigadores.

Los hallazgos muestran que la pandemia de H1N1, si bien engeneral no es más letal que la gripe estacional, es capaz deafectar a mujeres y niños vulnerables mucho más fuerte que lainfluenza normal.

"La influenza H1N1 pediátrica en el 2009 estuvo asociadacon una tasa de mortalidad pediátrica que fue 10 veces superiora la de la gripe estacional en años previos", escribieron ladoctora Romina Libster del Hospital Posadas en Buenos Aires ysus colegas en la revista New England Journal of Medicine.

Ellos dijeron que las tasas de hospitalización para niñoscon H1N1 fueron el doble a las de 2008 para la gripeestacional.

La gripe H1N1 ha dejado más de 10.000 personas muertas sóloen Estados Unidos, infectando a cerca de 50 millones ymotivando la hospitalización de 200.000. Se sabe que lasmujeres embarazadas y los niños tienen un mayor riesgo y se lesha dado prioridad en la vacunación.

Los resultados muestran que el tratamiento rápido esimportante, sostuvo el médico Fernando Pollack de la VanderbiltUniversity en Tennessee durante una entrevista telefónica.Tamiflu de Roche AG y Relenza de GlaxoSmithKline pueden ayudar a aliviar los síntomas si son provistoscon prontitud.

"No podemos perseguir a esta enfermedad. Una vez quecomienza, es muy difícil tratarla. Todos nuestros casos fatalesno fueron tratados dentro de las 48 horas del desarrollo de lossíntomas", afirmó.

ATENCION EN BUENOS AIRES

"Los pacientes con problemas pulmonares o neurológicosestán en grave riesgo no sólo de sufrir un contagio severo,sino de morir por gripe porcina", sostuvo Pollack. "Ellos nosólo deberían ser blanco de vacunación, sino de tratamiento",agregó.

De 251 niños hospitalizados con H1N1 en seis centrospediátricos de Buenos Aires durante julio, un 19 por cientoterminó en cuidados intensivos y la mayoría necesitó deventilación mecánica.

La tasa de muertes fue de un 5 por ciento. Casi un terciono tenía problemas de salud preexistentes y el riesgo fue mayorentre los niños menores de 1 año.

En contraste, ninguno de los jóvenes hospitalizados porinfluenza estacional requirió de cuidado intensivo.

Un segundo estudio, que involucró a 94 mujeres embarazadasque se enfermaron de H1N1 antes del 11 de agosto en Californiadescubrió que quienes postergaron el tratamiento tuvieroncuatro veces más posibilidades de terminar en cuidadosintensivos o morir.

En cambio, quienes recibieron terapia antiviral dentro dedos días de la aparición de los síntomas.

"Aunque las mujeres embarazadas frecuentemente presentaronsíntomas suaves o moderados, muchas tuvieron una progresiónclínica y deterioración rápida", escribieron la doctora JaniceLouie del Departamento de Salud Pública de California y suscolegas.

Ocho mujeres que fueron hospitalizadas por la influenzaH1N1 habían dado a luz hace menos de dos semanas, cuatrorequirieron de cuidados intensivos y dos murieron, "destacandoel riesgo continuo después del embarazo", dijeron losinvestigadores.

El resultado fue sorprendente, sostuvo Louie en unaentrevista telefónica. Ella no sabía por qué las mujeres siguensiendo vulnerables después del parto.