Público
Público

Un informe considera que España podría dirigir las inversiones a los países emergentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por efecto de la crisis económica, España podría dirigir sus inversiones hacia mercados emergentes como Argentina, país que de momento no sufre efectos en sus exportaciones al mercado español, según un informe difundido hoy en Buenos Aires.

De acuerdo con la consultora Abeceb, "por ahora, la crisis de España afecta poco a las exportaciones argentinas", mientras "las inversiones españolas podrían apuntar hacia los mercados emergentes como el argentino".

En 2008 Argentina exportó a España productos por valor de 2.700 millones de dólares, cifra que el año pasado cayó a 1.800 millones por efecto de la crisis internacional.

Pero las exportaciones argentinas a España fueron el 3,33 por ciento del total durante 2009, por lo que el impacto en el comercio está acotado, añadió.

Aunque se prevé para este año una caída del 4,6 por ciento en la inversión interna en España, "en este caso, el efecto sobre el comercio exterior argentino sería poco significativo debido a la escasa cantidad de productos industriales que se le vende a España", añade el informe.

Casi el 70 por ciento de los envíos de Argentina a España corresponde a productos alimentarios.

En cuanto a las inversiones de España en Argentina, se ha registrado desde 2007 un incremento sostenido en los anuncios por parte de empresas de capital español.

"De un total de 1.404 millones de dólares anunciados en 2007, se pasó a 1.985 millones en 2008 y 3.340 millones en 2009", precisó la consultora, que indicó que de estas cifras se desprende que la crisis internacional "no ha tenido una gran incidencia" sobre el nivel de inversión de las empresas españolas en Argentina.

Gran parte de estos anuncios de inversión corresponde a grandes compañías, como la petrolera Repsol YPF y el grupo Telefónica, empresas que suelen emprender estrategias globales de inversión más que guiarse por cada país en particular.

"Una agudización de la crisis por la que atraviesan varios países de la Unión Europea podría llevar, por lo tanto, a que muchas de estas empresas modifiquen el rumbo al que van dirigidas sus inversiones y apunten hacia otros mercados más tentadores en esta coyuntura, como los emergentes", concluye el informe.