Público
Público

El informe del consejo de estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Europeas: circunscripción única o no

La subcomisión del Congreso encargada de estudiar la reforma electoral rechazó la semana pasada la creación de circunscripciones autonómicas para las elecciones europeas. Resolvió así otro debate propuesto en el informe del Consejo de Estado. España es una circunscripción nacional única en los comicios al Parlamento Europeo. Distintas formaciones nacionalistas son partidarias, sin embargo, de la creación de circunscripciones autonómicas para estas elecciones. “Ambas posibilidades tienen pleno encaje en el marco constitucional”, señala el trabajo del órgano consultivo. “Si el objetivo es lograr la mayor proporcionalidad y potenciar el pluralismo, la opción que mejor permite alcanzarlo es la circunscripción nacional única”, explica el Consejo. “Si la prioridad es realzar el elemento autonómico” procedería introducir circunscripciones de ámbito autonómico, concluye.  

Listas cerradas y bloqueadas

El sistema electoral español ha adoptado el modelo de listas cerradas y bloqueadas –los votantes no pueden escoger entre nombres de distintas candidaturas ni alterar el orden en el que aparecen los candidatos– salvo en las elecciones al Senado. El Consejo de Estado defiende la vigencia de esta fórmula. “No parece oportuno un cambio radical del modelo que llevase a una total apertura de listas”. Según argumenta el órgano consultivo, esta modificación “podría dar lugar a una correlación de fuerzas políticas impredecible, con mayorías o minorías insólitas, que complicaría de manera notable el funcionamiento de la Cámara”. Además, el informe del Consejo mantiene que “la experiencia demuestra que, en los sistemas que utilizan listas abiertas y desbloqueadas, son muy pocos los electores que elaboran sus propias listas”. De esta manera, los resultados finales difieren muy poco de los que se obtendrían con listas cerradas.  

Debate en torno al voto inmigrante

El documento que el Consejo de Estado ha entregado al Congreso dedica una parte extensa a analizar el voto emigrante, y en un tono especialmente reformador. Según destaca, “la decisión del legislador de permitir la participación de los nacionales ausentes en las elecciones locales resulta, cuanto menos, discutible”. De esta manera, el Consejo insta a “analizar la situación” para buscar soluciones y apunta algunas. Así, sugiere permitir el voto a los residentes ausentes –españoles que viven en el extranjero– sólo durante un periodo de tiempo limitado, de modo que se impediría votar a los no nacidos en España que nunca hayan residido en el municipio, como sí se puede hacer ahora. De manera complementaria, el Consejo sugiere que el votante pierda el derecho al sufragio si puede votar en su lugar de residencia fuera de España. Además, el texto tacha de “confusa” la expresión “residentes ausentes” y pide que se cambie por “residentes en el exterior”.