Público
Público

Un informe médico apunta a una negligencia médica en el caso de Johnny Hallyday

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cantante francés Johnny Hallyday estuvo al borde de la muerte en diciembre pasado como consecuencia de una negligencia médica del cirujano que le operó de una hernia discal, según el contenido de un informe médico revelado hoy.

El cirujano Stéphane Delajoux provocó en aquella intervención una rotura de la duramadre, la meninge exterior que protege el sistema nervioso central, que ocultó y que hubiera requerido un reposo absoluto del cantante.

Hallyday al parecer no fue informado de su situación por el cirujano, que le dejó salir del hospital cuando lo indicado en este tipo de casos es una hospitalización de entre 48 horas y cinco días, según relata hoy "Le Journal du dimanche", que ofrece detalles del informe médico.

Los autores de este informe indican que el cirujano no actuó conforme a lo que la ciencia médica conoce que puede ocurrir en este tipo de casos, donde existe un elevado riesgo de que se derrame líquido céfalo-raquídeo y aparezca una infección.

Se trata del resultado preliminar de un informe basado en las pruebas realizadas al cantante el pasado mayo en Francia y que puede recibir comentarios de las partes antes del 3 septiembre, tras lo que la versión definitiva se presentará el 30 de ese mes.

Estos detalles salen a la luz después de que, el pasado mayo, otro informe relacionara el agravamiento del estado de salud del cantante, que obligó a provocarle un coma artificial en diciembre pasado en Estados Unidos, con el consumo excesivo de alcohol y tabaco.

Ese documento, elaborado por los médicos del Hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles (EEUU), señalaba que el artista, de 66 años, tuvo que ser inducido al coma como consecuencia del agravamiento de un problema respiratorio causado por el consumo de alcohol y tabaco.

Hallyday, que pasaba unos días en su residencia de Estados Unidos, fue ingresado el 7 de diciembre pasado en ese prestigioso centro californiano once días después de haber sido operado en París de una hernia discal.

La familia del rockero acusó entonces al conocido como "cirujano de las estrellas", el doctor Delajoux, de haber cometido una negligencia médica.

Sin embargo, el informe de los galenos californianos exculpaba a Delajoux, señalaba que la vida del cantante nunca estuvo en peligro y aseguraba que el agravamiento de la salud del "Elvis francés" se debió a complicaciones derivadas del consumo de alcohol y tabaco, conclusiones a las que se opuso la familia.

La Justicia francesa designó el 28 de diciembre, cinco días después de que el cantante abandonara el hospital, a un experto en infecciones y a un neurocirujano para determinar si había sido víctima de un error médico.

En mayo Hallyday fue sometido a un peritaje judicial en un centro hospitalario parisiense para determinar si existió negligencia por parte de Delajoux.

Éste llegó a ser agredido por dos encapuchados mientras el rockero estaba hospitalizado y en la prensa se le señaló como responsable del agravamiento de su salud.

El médico es hermano del novio de la hija de Hallyday, la cual, según diversos medios, trató de suicidarse pocos días después de que su padre abandonara el hospital, una información que su agente desmintió.