Público
Público

Un informe prevé 200.000 empleos menos en construcción en 2012

El problema inmobiliario en la banca podría necesitar fondos europeos, según Horizone

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hay nubarrones que planean sobre 2012 que no se van a poder disipar, como la destrucción de empleo en la construcción, otrora palanca del crecimiento económico. Entre octubre pasado y septiembre del próximo año, entre 175.000 y 200.000 personas que ahora trabajan en este sector se quedarán en la calle, según pronostica un informe elaborado por la consultora de gestión inmobiliaria Horizone.

'Aunque en enero ya hubiera medidas del nuevo Gobierno' para reactivar tanto la construcción de pisos como de infraestructuras, 'pasaría algún tiempo hasta que se pusieran en marcha', lo que daría, como consecuencia, la citada pérdida de puestos de trabajo, explicó ayer Julio Gil, socio director de Horizone, en la presentación del informe.

El riesgo en ladrillo de la banca ya suma 378.000 millones y 'crecerá más'

Esto supone que cinco años de crisis inmobiliaria (de 2007 a 2012) se saldarían con casi dos millones de empleos destruidos, de los tres millones que llegó a emplear el sector en la época de vacas gordas.

Para el sector inmobiliario, el gran problema es la ingente acumulación de pisos y suelo que se han tenido que quedar las entidades financieras y que está impidiendo que fluya el crédito a particulares y a promotores. La magnitud de esa bolsa es de 378.000 millones de euros (308.000 millones en créditos a promotores más 70.000 millones de viviendas y terrenos que se quedaron el año pasado), que se ha multiplicado por diez desde el año 2000 y que 'seguirá creciendo', señaló Gil, gran experto inmobiliario. Aunque los activos llamados tóxicos (con pocas posibilidades de venderse, sobre todo, suelo) rondan los 176.000 millones. 'Podría ser que el problema fuera tan grande que haya que recurrir a fondos europeos', advirtió Gil, aunque matizó que no hablaba de una intervención.

El sector inmobiliario, que llegó a representar el 9% del motor económico y ahora está en la mitad, no levanta cabeza. La única consecuencia buena para el comprador particular es que los precios seguirán bajando. Este año se cerrará con una caída 'de entre el 9% y el 10%'. En 2012 continuará esa bajada y 'la intensidad dependerá de la evolución económica, sobre todo del empleo, y también de las políticas de enajenación de venta de pisos que hagan los bancos', apuntó Gil.

Los precios bajarán un 10% este año, y en 2012 dependerán de la economía

En todo caso, 2011 será un año para olvidar en todo lo inmobiliario. Habrá récord de mínimos en viviendas iniciadas: 65.000. Sólo se terminarán 165.000, según Horizone. Sólo habrá en construcción 150.000, desde el millón de máximo en 2007. Y las ventas también cerrarán en mínimos: 340.000 pisos vendidos, un 30% menos.

DISPLAY CONNECTORS, SL.