Publicado: 08.11.2013 12:03 |Actualizado: 08.11.2013 12:03

Un informe ruso afirma que no hay pruebas suficientes para saber si Arafat fue envenenado

Rebate el estudio realizado por un grupo de forenses suizos que encontró grandes cantidades de polonio en el cuerpo del dirigente palestino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un informe elaborado por forenses rusos afirma que no hay pruebas suficientes que respalden la teoría de que el expresidente palestino Yasir Arafat falleció por un envenenamiento con polonio en 2004, según han señalado investigadores palestinos.

"El resultado del exhaustivo informe sobre los niveles de polonio-210 y el desarrollo de su enfermedad no aportan pruebas suficientes que sustenten la decisión de que el polonio-210 causó síndrome de radiación agudo que desemboque en muerte", ha señalado el doctor Abdulá Bashir, citando las conclusiones del informe ruso.

Los hallazgos rusos son significativamente más cautos de las conclusiones de los expertos suizos, publicadas por Al Yazira el miércoles, que dijeron que sus análisis "apoyan moderadamente la propuesta de que la muerte fue la consecuencia de envenenamiento con polonio-210" .

Sin embargo, el doctor Bashir ha afirmado que tanto los informes suizo como ruso han encontrado "grandes cantidades" del isótopo radiactivo en los restos del 'rais' palestino.

Tras un documental emitido en la cadena Al Yazira en el que se revelaba una cantidad inusual de polonio en los objetos personales del expresidente palestino, unos expertos suizos, franceses y rusos comenzaron una investigación con muestras del cuerpo, para resolver la teoría del envenamiento de Arafat.

Arafat enfermó en octubre de 2004 con síntomas de lo que parecía una gastroenteritis agua con diarrea y vómitos. En un primer momento, las autoridades palestinas aseguraron que estaba sufriendo una gripe. Posteriomente, fue trasladado a París y quedó ingresado en coma en el hospital militar de Percy, donde falleció el 11 de noviembre de 2004.

La causa oficial de su muerte fue un fallo multiorgánico pero los doctores franceses dijeron entonces que no podían determinar el origen de su enfermedad pero no realizaron ninguna autopsia.

Arafat logró escapar con vida de un ataque israelí contra la sede principal de su organización en Túnez en 1985 porque salió a correr justo cuando las aeronaves bombardearon el edificio y acabaron con la vida de 73 personas. En 1982, el 'rais' logró salir ileso cuando la aviación israelí atacó Beirut, la capital libanesa y el edificio en el que creía que se refugiaba y que ya había abandonado. Años más tarde, en diciembre de 2001, Arafat escapó del bombardeo perpetrado por helicópteros israelíes en la Mukata, el palacio presidencial palestino en Ramala (Cisjordania).