Público
Público

Informes de la ONU confirman que Israel atacó a civiles en Gaza

Los investigadores de Naciones Unidas acusan al ejército judío de utilizar, además, a niños como escudos humanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Investigadores de Naciones Unidas dijeron que Israel violó una serie de derechos humanos durante su invasión de la Franja de Gaza, incluyendo ataques contra civiles y el uso de niños como escudos humanos.

Las acusaciones aparecen en informes enviados al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que también solicitaron el final urgente a las restricciones de Israel sobre los suministros humanitarios para Gaza y una extensa investigación internacional acerca del conflicto bélico de diciembre y enero pasados.

'Objetivos civiles, especialmente casas y ocupantes, parecen haber recibido la mayor parte de los ataques, pero las escuelas e instalaciones médicas también fueron alcanzadas', indicó un informe de Radhika Coomaraswamy, representante especial de la ONU para Niños y Conflictos Armados.

La abogada ceilandesa experta en derechos humanos, que visitó la región a primeros de febrero, mencionó una larga lista de incidentes para respaldar sus argumentos.

En uno de los que citó, soldados israelíes dispararon a un padre de familia tras ordenarle que saliera de su casa y luego abrieron fuego en la habitación en la que su familia se estaba refugiando, hiriendo a su esposa y a tres hijos y matando al cuarto.

En otro ocurrido el 15 de enero en la zona de Tal al Hawa, en Ciudad de Gaza, soldados israelíes obligaron a un niño de 11 años a caminar frente a ellos durante varias horas mientras avanzaban por el barrio, incluso después de haber sido disparos.

Un comandante israelí que participó en la invasión de 22 días a Gaza dijo el lunes que los esfuerzos del Estado judío para proteger a sus soldados del fuego palestino pudieron haber contribuido a la muerte injustificada de civiles.

'Si quieren saber si pienso que al hacerlo matamos inocentes, la respuesta es, inequívocamente, sí', aseveró a Reuters Tzvika Fogel, brigadier general en la reserva, pero agregó que aquellos incidentes fueron excepcionales.

Otro informe presentado el lunes ante el Consejo fue el de Robert Falk, un académico estadounidense y relator especial del Consejo sobre derechos humanos en los territorios palestinos ocupados.

Falk, a quien Israel prohibió la entrada el año pasado tras acusarle de prejuicios y ser tendencioso, dijo que el Estadio judío sometió a los civiles de Gaza a 'una forma inhumana de guerra que mata, mutila e inflinge daños mentales'.

El informe pide la creación de un grupo independiente de expertos para investigar posibles crímenes de guerra por parte de Israel y Hamás y también sugiere que el Consejo de Seguridad de la ONU establezca un posible tribunal especial.

El relato de Coomaraswamy forma parte de un informe más extenso de nueve investigadores de la ONU, incluyendo especialistas en el derecho a la alimentación, la salud, la vivienda y la educación, así como sobre ejecuciones sumarias y violencia contra mujeres.

Todos mencionaron violaciones por parte de Israel, y en algunos casos de parte del movimiento islamista Hamás que controla Gaza, durante la ofensiva del 27 de diciembre al 17 de enero.

El informe de los nueve investigadores da una cifra total de víctimas mortales de 1.440 - de ellas, 960 civiles-, y señala que 431 eran niños y 114 mujeres.

El informe general fue criticado en el Consejo de Derechos Humanos por el embajador de Israel, Aharon Leshno Yar, quien dijo que 'ignora deliberadamente y desestima al terrorismo y otras amenazas que enfrentamos', además del uso de escudos humanos por parte de Hamás.