Público
Público

El ingeniero Luis Dueñas regresa a España tras salir de prisión en Ruanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ingeniero burgalés Luis Dueñas, de 39 años, que permanecía en la prisión de Kigali (Ruanda) desde el pasado 24 de marzo, ha llegado esta mañana al aeropuerto madrileño de Barajas y viaja a Burgos acompañado por varios familiares, tras ser liberado por decisión del Gobierno ruandés.

La hermana del ingeniero, Ana Berta Dueñas, ha recordado, en declaraciones a Efe, que la familia tenía una "gran preocupación" porque no sólo se encontraba preso en un lugar remoto, sino que además padece hipoglucemia y tiene un quiste en el páncreas, lo que hacía temer por su vida.

El vuelo que traía a Luis Dueñas desde Kigali ha aterrizado a las 10.15 horas en Barajas.

El ingeniero burgalés ha pasado los últimos nueve meses en la cárcel ruandesa después de haber sido condenado por evasión de impuestos, por una partida de baldosas destinadas a una obra pública que, al parecer, se encontró en casa de un ex ministro.

Después de meses de esfuerzos diplomáticos y de intensas gestiones por parte de la familia, su pena fue revisada y ayer él mismo avisó a sus familiares de que volvía a España.

Para Ana Berta Dueñas, fue "un regalo de Navidad que habíamos pedido, aunque con muchas dudas de que se pudiera cumplir".

Ana Berta Dueñas ha explicado que recibió la llamada, hace unos días, del secretario de Estado de Exteriores, Ángel Losada, que le informó de la posibilidad de que su hermano saliera ya de la cárcel, después de que su condena fuera revisada por un tribunal de apelación.

Finalmente, el Gobierno ruandés ha tomado la decisión de excarcelar a Dueñas, que se encuentra ya en España.

La hermana del ingeniero ha señalado que su intención es pasar unos días en Burgos, para que pueda recuperar la tranquilidad, antes de trasladarlo a la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, para que un equipo médico pueda controlar la hipoglucemia aguda que padece y que fue su principal motivo de preocupación durante su estancia en la cárcel de Kigali.