Público
Público

Inglaterra necesita olvidar su pasado para superar a Alemania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alemania sufre algunos problemas físicos, mientras que los de Inglaterra están sobre todo en su cabeza, mientras los dos viejos enemigos preparan el asalto del domingo en el primer gran duelo del Mundial.

Si los resultados del pasado tienen alguna repercusión, su quinto enfrentamiento en un Mundial y el primero desde que la por entonces Alemania Occidental superó a Inglaterra en la tanda de penaltis de las semifinales del torneo de 1990, es poco probable que alguno de los dos consiga una victoria fácil.

Es casi inevitable que se produzca algo poco habitual, memorable, dramático o controvertido cuando se enfrenten en los octavos de final en el estadio Free State de Bloemfontein, porque cuando Inglaterra juega con Alemania, siempre ocurre algo.

El pasado puede no ser nada relevante cuando el balón empiece a rodar, pero el eco de algunos de sus enfrentamientos anteriores resonará a lo largo de los años.

Físicamente, el pasado no ha dejado cicatrices en el presente, pero mentalmente, los jugadores ingleses deben superar el complejo de inferioridad que parecen tener cuando se enfrentan a los alemanes, o a otra gran potencia, cuanto más importante es.

Desde que ganó a Alemania Occidental en la final del Mundial de 1966 los únicos equipos que Inglaterra ha superado en una eliminatoria de un Mundial en los 44 últimos años han sido Paraguay, Bélgica, Camerún, Ecuador y Dinamarca, y no han vuelto a alcanzar ninguna final de un Mundial o una Eurocopa.

en 1974 y 1990 - ha sido segunda en tres ocasiones - 1982, 1986 y 2002 - y ha ganado tres títulos europeos y ha perdido otras tres finales continentales.

Los alemanes no temen enfrentarse a otros grandes equipos, mientras que los "tres leones" del emblema de Inglaterra parecen haberse convertido en tres tímidos gatitos cuando se enfrentan a una seria oposición.

GRAVE PREOCUPACIÓN

Inglaterra llega al partido sin mayores lesiones que la del central Ledley King, que ha trastocado el centro de la defensa, pero Alemania tiene una seria preocupación con Bastian Schweinsteiger.

El centrocampista, descrito como "el corazón" del equipo por el seleccionador Joachim Löw, "sólo jugará si está al 100 por cien", según el técnico.

El jugador de 25 años sufrió una lesión muscular en el último partido del Grupo D ante Ghana, mientras que el defensa Jerome Boateng también es duda tras lesionarse en un muslo en el mismo partido.

Löw dijo que el centrocampista Toni Kroos, de 20 años, que salió como sustituto de Schweinsteiger al final del partido ante Ghana, podría sustituir a la figura alemana.

Boateng será reemplazado presumiblemente por el lateral izquierdo Holger Badstuber, que fue titular en los primeros partidos ante Australia y Serbia.

Aunque el seleccionador de Inglaterra, Fabio Capello, no tiene mayores problemas de lesiones, deberá mejorar la imagen mostrada por su equipo en los tres partidos de la fase de grupos si quiere tener alguna esperanza de clasificarse a los cuartos de final.

Su principal tarea antes del inicio del partido es convencer a sus jugadores de que los fracasos anteriores cuentan poco y de que el equipo debe centrarse en los aspectos positivos.

Inglaterra cayó ante los alemanes en las semifinales del Mundial de 1990 y en la Eurocopa de 1996 en el estadio Wembley, por lo que sus aficionados todavía tienen abierta la herida.

Los temores de otro fracaso seguramente volverán si los ingleses no olvidan el pasado y juegan como leones en lugar de como gatitos.