Público
Público

Inglaterra quiere recuperar sus credenciales ante Argelia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección inglesa se enfrentará el viernes a Argelia, en la segunda jornada del Grupo C, con la intención de recuperar su condición de favorita al título en el Mundial de Sudáfrica.

Si el equipo dirigido por Fabio Capello tiene la ambición de superar los cuartos de final por primera vez en mucho tiempo, tendrá que lograr una convincente victoria sobre Argelia, que en el debut perdió 1-0 ante Eslovenia en un pobre partido.

Inglaterra nunca ha perdido frente a un rival africano, pero su entrenador aún tiene que responder los numerosos interrogantes que rodean a su equipo y encontrar una manera de hacer que sus delanteros encuentren la portería rival.

Con la posibilidad de que el primer puesto del Grupo C se decida por diferencia de goles y de que el segundo tenga que medirse probablemente contra Alemania en octavos, el combinado inglés necesita un triunfo abultado para asegurarse un adversario más débil en la próxima fase.

Su empate por 1-1 ante un ordenado Estados Unidos en el encuentro inicial, dentro de una primera jornada en la que pocos favoritos brillaron, no fue un resultado tan malo.

Pero tras las palabras de Franz Beckenbauer que señaló que Inglaterra "ha regresado a los viejos días de apuros y pelotazos", Capello debe conseguir que sus jugadores recuperen el juego constructivo que les permitió una cómoda clasificación en la fase previa europea.

Sin su capitán Rio Ferdinand por lesión, Inglaterra no tiene más sustitutos que Jamie Carragher para suplir al central Ledley King en el encuentro del viernes y, posiblemente, para el resto del torneo.

El defensa del Liverpool sustituyó a King en el descanso del partido ante Estados Unidos y formó una defensa sólida pero lenta junto al ex capitán de la selección John Terry.

Por otro lado, Capello parece decidido a mantener en la titularidad al portero Robert Green ante Argelia, pese a que un fallo suyo le costó a Inglaterra el empate en su anterior partido. David James tendrá que esperar su oportunidad.

El técnico italiano seguramente estará contento por volver a contar con Gareth Barry -uno de sus favoritos- en un papel defensivo en el centro del campo, moviendo a Steven Gerrard a la izquierda y dándole mayor licencia para atacar.

GOLES CON URGENCIA

En ataque, los goles urgen. Nadie duda del talento de Wayne Rooney, pero el jugador del Manchester United no anota un gol con la selección desde septiembre, mientras que la cuenta de Emile Heskey, con siete goles en 59 encuentros, tampoco es demasiado alentadora.

Peter Crouch, que salió desde el banquillo frente a Estados Unidos, dijo que Capello había hecho hincapié en los aspectos positivos.

"Nos dijo las mismas cosas en el primer partido, estábamos animados, y ahora nos ha dicho que debemos seguir confiando en nosotros mismos y en lo que estamos haciendo", declaró Crouch, que suma 21 goles en 39 encuentros como internacional.

"Ojalá avancemos (a octavos) y hagamos las cosas mucho mejor a partir de ahora. Todos sabemos que tenemos que asegurarnos de hacerlo bien, empezando contra Argelia", añadió.

Por su parte, el técnico argelino, Rabah Saadane, también respaldará a su portero Faouzi Chaouchi, que con un error permitió que un flojo disparo de Robert Koren diera el triunfo a Eslovenia en el primer encuentro del grupo.

Tras perder el choque en el que tenía más opciones de ganar para tener alguna posibilidad de clasificarse a octavos, Argelia tiene por delante una complicada tarea.

"(Inglaterra) es un súper equipo, como ya dije, están entre los favoritos", remarcó Saadane. "Va a ser un partido muy, muy difícil para nosotros, pero no tenemos nada que perder", añadió.

Saadane no podrá contar con el delantero Abdelkader Ghezzal, sancionado al haber sido expulsado ante Eslovenia, y el centrocampista Adlane Guedioura tiene posibilidades de ser titular en el ataque gracias a su velocidad.

El choque entre Inglaterra y Argelia se disputará el viernes en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo.