Público
Público

Inglaterra y Argelia firman un triste empate sin goles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Inglaterra realizó una de sus peores actuaciones de los últimos años cuando empató el viernes sin goles ante Argelia dejando su clasificación a octavos de final del Mundial pendiente para la última jornada.

Sin embargo, una repetición de sus errores y el juego desorganizado mostrado el viernes en el estadio Green Point probablemente no sea suficiente para superar a Eslovenia y podría provocar una vergonzosa eliminación en una primera ronda que se consideraba fácil.

Argelia, que se mostró nerviosa en su derrota contra Eslovenia por 1-0, se mostró bien posicionada sobre el campo y durante largos periodos de juego fue el mejor de ambos equipos.

Eslovenia lidera el grupo con cuatro puntos mientras que Estados Unidos e Inglaterra sumas dos unidades. Argelia se queda con un punto.

Inglaterra se enfrentará en la última jornada a Eslovenia en Port Elizabeth mientras que Argelia jugará con Estados Unidos en Pretoria. Ambos partidos se disputarán el 23 de junio.

Un abatido capitán de Inglaterra, Steven Gerrard, dijo que no había excusas y que su equipo necesitaba mejorar.

"Sabemos lo que tenemos que hacer, tenemos que ganar el último partido, lo que añade más presión", dijo en la televisión británica.

"No hemos sido suficientemente agresivos, nunca llegamos al balón a tiempo, nunca tuvimos peligro en el último tercio (de partido)".

El seleccionador de Inglaterra Fabio Capello insinuó que realizaría varios cambios de cara al último y crucial partido.

"Puedo cambiar la táctica, voy a tratar de hacer algo diferente. No va a ser difícil levantarles (la moral a los jugadores) antes (del partido ante) Eslovenia. Saben lo que tienen que hacer", declaró.

"Tenemos que jugar otro partido todavía y esperamos que sea más feliz. No sé si es la presión o que no estamos en un buen momento. Hemos perdido demasiados balones, no es el equipo que yo conozco".

Los aficionados con entradas para la fase final esperan un mayor entretenimiento que el mostrado el viernes en una pobre sede de Ciudad del Cabo que ve el tercer triste empate.

Ambos equipos optaron por cambiar a sus porteros tras sus errores en la primera jornada, que propiciaron los goles de sus rivales, por lo que David James y Rais Ouheb Mbouli salieron como titulares.

Mbouli hizo una buena parada a un disparo de Frank Lampard pero con Wayne Rooney muy solo y con poco acierto en los pases de todo el equipo, no fueron muchos los momentos de emoción.

Argelia mostró mejores pasadores y tuvo más movimiento, con Karim Ziani amenzando constantemente por la izquierda. Sin embargo, también fallaron en la búsqueda del pase final.

Poco cambió en la segunda mitad con los embajadores de la Premier League fallando muchos pases, aunque reforzaron la defensa y poco a poco fueron tomando el control del partido con largos periodos de posesión.

Emile Heskey y Gerrard fueron detenidos por Mbouli, mientras que Jermain Defoe introdujo algo de ritmo en ataque pero en realidad no cambió mucho.

Inglaterra llegó al partido buscando una contundente victoria que le diera el liderato del grupo y una fácil clasificación a la siguiente ronda, pero acabó desesperado en busca de un gol.