Publicado: 07.04.2014 13:00 |Actualizado: 07.04.2014 13:00

Ingresa en prisión uno de los detenidos el viernes por los incidentes del 22-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno de los detenidos el pasado viernes en la operación policial contra jóvenes acusados de participar en los incidentes del 22-M ha ingresado en prisión provisional y sin fianza. Se suma así al otro joven, Miguel, que la Policía arrestó el mismo día 22 y que fue enviado a prisión ese lunes acusado de lesiones a un agente. 

El auto, fechado del pasado sábado 5 de abril, y al que ha tenido acceso Público, indica que el detenido Ismael N.C. está acusado de un delito de desordenes públicos, otro de atentado contra la autoridad agravado con utilización de medio peligroso y dos delitos o falta de lesiones.

"Ello teniendo en cuenta el contenido del atestado y los partes médicos unidos al mismo, además de la declaración testifical, en sede judicial, de dos funcionarios del CNP, que han manifestado que fueron testigos directos de los hechos, observando como el imputado acometia a los policías con una señal de un parking que había arrancado, llegando a lanzarla e impactando contra dos de ellos, reflejando que ya le habian observado antes al tratarse de una persona muy activa dentro de la manifestación", asegura el juez en el auto.

Los agentes también explican que la señal era de estructura metálica y medía más de dos metros, "lo que constituye sin duda medio peligroso susceptible de causar lesiones graves a la persona que reciba el impacto con la misma".

Después de que en reconocimiento de rueda y que ambos testigos le hayan reconocido "sin género de dudas" como la persona que lanzó la señal además de las piedras, el Juzgado de Instrucción número 48 de Madrid, en funciones de guardia, ha tomado como medida cautelar su ingreso en prisión para evitar el riesgo de fuga.

La Policía Nacional inició el pasado viernes una operación para detener a los presuntos autores de los ataques contra los antidisturbios de la UIP que tuvieron lugar en Madrid el pasado 22-M, durante los enfrentamientos que tuvieron lugar al término de la manifestación de las Marchas de la Dignidad en el Paseo de Recoletos. La operación, llamada Puma 70 en referencia a la unidad de antidisturbios que quedó aislada y fue atacada por los manifestantes, se ha saldado por el momento con once detenidos y nueve imputados, que se suman a los 21 detenidos que hubo el mismo día 22-M.

Precisamente para este lunes varios colectivos antifascistas han convocado una concentración en la Puerta del Sol a las 19:00 contra "la criminalización del derecho de manifestación y contra las detenciones que tratan de justificarlas". En un comunicado, los convocantes aseguran que la operación acordada entre Fiscalía y Policía es "una campaña orquestada por las instituciones del Estado destinada la criminalización de la protesta social". Así, achacan muchos de los sucesos del 22-M y posteriores a un "montaje policial orquestado desde las cloacas del Estado".

Participa en el debate:

http://WWW.QUONERS.ES/q/ley-seguridad-ciudadana-derecho-de-manifestacion