Público
Público

Ingresados con abanico y ventilador

Una avería deja un hospital en Valencia sin climatización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Además de llantos de bebés, felicitaciones a los familiares y alguna que otra queja de las primerizas, lo que más se oía en el pabellón de maternidad del Hospital General de Valencia era un rumor de abanicos. Pacientes, visitantes y personal hospitalario trataban de rebajar el calor que, pasadas las siete de la tarde, hacía en el centro hospitalario.

La causa de las altas temperaturas es la avería del sistema de climatización. El aire acondicionado se rompió a las cinco de la mañana del sábado y, pese a los intentos de los técnicos, durante el fin de semana la refrigeración sólo funcionó a un tercio de su capacidad. El hospital informó ayer de que el problema estaba arreglado en un 80% y de que la temperatura había bajado hasta unos razonables 24 grados.

En algunas zonas, como el área de maternidad y, en general, los últimos pisos de los pabellones, seguía haciendo mucho calor. Carmen, recién convertida en abuela, está en el centro desde el pasado jueves. Su hija no dio a luz hasta el sábado: 'Cuatro mujeres en una habitación, con los bebés, los familiares... Hoy estamos mejor, pero llegó a ser una situación tercermundista'.

El hospital instaló aparatos portátiles de climatización en algunas dependencias, gran parte de los pacientes enviaron a sus familiares a por un ventilador y los enfermos que podían hacerlo salieron al jardín para huir del calor de las habitaciones. Santiago Rubiño, paciente de Urología, aseguró que la situación se hizo más soportable porque pudieron abrir las ventanas: 'Pero yo ya iba a llamar a la tele porque esto ha sido vergonzoso'.

Algunos enfermos no tuvieron tanta suerte: 'En las habitaciones donde hay un paciente grave no puede haber corrientes de aire. Así que hay que aguantar', relató Jordi, celador. La reparación del sistema dio ayer algún que otro problema, como explicó otro trabajador, José: 'Han cortado la electricidad varias veces, así que los ascensores se paran y hemos tenido que reiniciar algunas máquinas'.

El hospital preveía ayer alcanzar la temperatura normal al acabar la jornada. Pacientes y trabajadores esperaban la vuelta de la climatización con resignación pero sin enfado. Amparo Martínez, representante del sindicato CCOO en el centro, afirmó que no recibió ninguna queja: 'Ha sido un accidente y esto puede pasar en cualquier sitio. Pero sí les pediremos que elaboren un protocolo de actuación para estos casos. Hay que reaccionar con más rapidez, sobre todo en días de tanto calor'.

La oposición socialista también pidió ayer más previsión. Uno de sus portavoces, Ignacio Subías, exigió a la Generalitat más mecanismos de respuesta para una situación que, según recordó, ya padeció el mismo hospital el año pasado.