Público
Público

Ingreso afecta la supervivencia al cáncer de próstata: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los hombres ricos con cáncerde próstata reciben mejor atención que los pobres y, por lotanto, vivirían más, indicó un estudio.

Con la investigación, realizada en Ginebra, Suiza, losautores hallaron que los pacientes con cáncer de próstata quetenían ingresos más bajos eran más propensos a morir que suspares con ingresos más altos.

Varios estudios previos sobre "el nivel socioeconómico" yla mortalidad por cáncer de próstata se habían hecho en Américadel Norte, en especial en Estados Unidos, escribió en larevista Cancer el equipo de la doctora Elisabetta Rapiti, de laUniversidad de Ginebra.

Los autores querían saber cómo las diferencias influíansobre la mortalidad por cáncer en Suiza, que es un país con unsistema de salud bien desarrollado y con costos sanitarios,cobertura médica y expectativa de vida entre los más altos delmundo.

El equipo estudió a 2.738 hombres residentes en Ginebra, alos que se les había diagnosticado cáncer de próstata entre1995 y el 2005. Se los clasificó según el nivel socioeconómico(alto, medio o bajo) a partir de la ocupación al momento deldiagnóstico.

Comparados con los varones con alto nivel socioeconómico,el equipo halló que aquellos con bajos ingresos eran menospropensos a acceder a un diagnóstico oncológico por controles,tenían un cáncer más avanzado al momento del diagnóstico yrecibían menos pruebas para caracterizar el tumor.

Los hombres más pobres tenían menos probabilidades tambiénde que se les extirpara la próstata y eran más propensos arecibir tratamiento mediante seguimiento atento, que es lo quelos médicos llaman "conducta expectante".

Ese grupo tenía también el doble de riesgo de morir porcáncer de próstata, comparado con los hombres con alto nivelsocioeconómico.

"El aumento del riesgo de morir en los pacientes con bajonivel socioeconómico se explicó casi por completo por elretraso en el diagnóstico, la falta de estudios y eltratamiento incompleto, lo que revela un uso no equitativo delsistema de salud", declaró Rapiti.

"Para eliminar esas diferencias, se necesitan políticas queaseguren un acceso más equitativo al control y al tratamiento",concluyó el equipo.

FUENTE: Cancer, online 28 de septiembre del 2009