Público
Público

Los ingresos por IVA mantienen el déficit público bajo control

Los números rojos del Estado se redujeron un 45,8% en noviembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sólo resta un mes para cerrar el ejercicio y las cuentas del Estado mantienen bajo control los números rojos. Hasta noviembre, el déficit presupuestario se sitúa en 38.765 millones, un 45,8% inferior al de los 11 primeros meses de 2009, según los datos publicados ayer. En relación con el PIB, el desequilibrio presupuestario se coloca en el 3,68%; y el objetivo es terminar 2010 sin superar el 6,7%.

La reducción del déficit está siendo posible básicamente por el crecimiento de los ingresos y, especialmente, los procedentes del IVA. Los ingresos totales aumentan un 8,1%, y dentro de ellos, los procedentes de los impuestos se incrementaron un 11,1%; y la recaudación por IVA mantiene un crecimiento muy elevado, del 45,4%, por la subida de tipos en el verano, las menores devoluciones y el ingreso de los aplazamientos concedidos en años anteriores. El resto de los grandes impuestos muestran un comportamiento diverso: el IRPF crece un 4,6% (sobre todo por la retirada de la deducción de 400 euros); los impuestos especiales aumentan un 2,5% (por la inercia de la subida de gravámenes de junio del año pasado); y el Impuesto de Sociedades cae un 17,3% (por el descenso de los beneficios empresariales).

Los gastos, por su parte, sienten el efecto de las medidas de recorte acordadas en mayo, que afectaron sobre todo al salario de los funcionarios y a las inversiones públicas. Los pagos del Estado descienden un 0,8%, con caídas en casi todas las partidas, excepto en las de personal (por el aumento de cotizaciones y prestaciones de los empleados públicos) y en la de costes financieros (por los mayores intereses de la deuda pública).

En diciembre se suelen acumular muchos pagos. Pese a ello, el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, aseguró que se cumplirá 'con holgura' el objetivo de déficit, tanto como para poder compensar eventuales desviaciones en otras administraciones (en total, sumados autonomías y ayuntamientos, el déficit debe quedar en el 9,3%).

También tienen margen las cuentas de la Seguridad Social. Aunque su superávit hasta noviembre ha descendido un 25%, se sitúa en 11.100 millones, un 1,05% del PIB, cuando la previsión es quedar en el 0,2%.

Castilla-La Mancha y Murcia

Por otra parte, la agencia de calificación de riesgos Moody's rebajó ayer un escalón la calificación de la deuda de Murcia y la situó en perspectiva negativa, la misma situación en la que colocó la de Castilla-La Mancha por considerar que se desviarán 'significativamente' de su objetivo de déficit. Ocaña confió en que mejore esta opinión cuando tomen sus decisiones de ajuste, mientras que la Junta de Castilla-La Mancha recordó que su nota sigue siendo mejor que la de Catalunya.