Público
Público

Inhibidor de angioquinasa mejora supervivencia en cáncer ovárico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En un ensayo de Fase II, elinhibidor triple de la angioquinasa BIBF 1120 mejoró lasupervivencia sin avance de la enfermedad después de utilizarquimioterapia para tratar la reaparición del cáncer de ovario.

El equipo del doctor Jonathan A. Ledermann, del UniversityCollege de Londres, explica que el cáncer ovárico avanzadosuele responder a la quimioterapia y que muchas pacientesreciben varios ciclos, pero la recaída es común y la enfermedadsuele ser fatal.

BIBF 1120 inhibe las vías de señalización de laangiogénesis. Ensayos preclínicos habían demostrado que inhibeel crecimiento tumoral.

"El ensayo tuvo un diseño novedoso: no se administró BIBF1120 para tratar el cáncer recurrente, sino para prolongar elintervalo sin enfermedad", escribe el equipo en Journal ofClinical Oncology.

Los autores reunieron a 83 mujeres que el año previo habíanfinalizado la quimioterapia por reaparición del cáncer ovárico.Todas habían respondido (por lo menos con una reducción deCA-125), pero tenían riesgo de tener una nueva recaída.

El 52 por ciento de las participantes habían recibido porlo menos tres líneas de tratamiento. Sólo el 10 por cientoestaba en fase de remisión total.

Al azar, recibieron dos dosis diarias de 250 miligramos(mg) de BIBF 1120 o placebo durante 36 semanas. Al final delestudio, la supervivencia sin avance de la enfermedad fue del16,3 por ciento con BIBF 1120 y del 5 por ciento con placebo.

"Sobreestimamos la tasa de supervivencia sin avance de laenfermedad a 36 semanas al asumir que sería del 50 por ciento.Aun así, la comparación directa de esa supervivencia entre losgrupos (...) sugiere que BIBF 1120 actúa en este grupo depacientes y merece más investigación", escriben los autores.

Al final del ensayo, cinco mujeres seguían recibiendo elfármaco. Cuatro decidieron continuar; dos estuvieron más de unaño sin que la enfermedad avanzara y una seguía bajotratamiento después de 139 semanas, "lo que sugiere que, enalgunas pacientes, el mantenimiento prolongado tendría unbeneficio terapéutico significativo" para los investigadores.

A 15 mujeres se les redujo la dosis a 150 mg,principalmente por hepatotoxicidad, no así en el grupo tratadocon placebo. Más usuarias de BIBF 1120 que de placebo tuvierondiarrea, náuseas o vómitos.

Aun así, en general, la proporción de pacientes con efectossecundarios de grado 3 ó 4 fue la misma en ambos grupos (un34,9 por ciento con el fármaco experimental frente a un 27,5por ciento en el de control).

Boehringer Ingelheim, que desarrolló BIBF 1120, financióparcialmente el estudio. Varios autores recibieroncompensaciones de la empresa o estuvieron relacionados de otromodo.

Está en curso un ensayo de Fase III de BIBF conquimioterapia de primera línea para cáncer ovárico como régimende mantenimiento hasta 120 semanas, con 2 dosis diarias de 200mg.

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, online 22 de agostodel 2011