Público
Público

Se inician los trabajos de exhumación en la fosa de Lorca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Setenta y tres años después de su muerte y superados meses de obstáculos y trámites judiciales, los trabajos de excavación en la fosa en la que se cree que está enterrado el poeta Federico García Lorca comienzan el miércoles entre fuertes medidas de seguridad.

Para poder dar luz verde a su comienzo, ha tenido que instalarse una nave industrial acondicionada en la localidad granadina de Alfacar, que además de proteger los trabajos de las inclemencias climatológicas, facilitará la privacidad de unas tareas para las que expertos y operarios han tenido que firmar un compromiso de confidencialidad, informó la consejería de Justicia de la Junta de Andalucía.

De acuerdo a las estimaciones de los expertos, estos trabajos podrían extenderse hasta nueve meses.

No obstante, la autorización y puesta en marcha de la exhumación de los restos sepultados en esta zona no implica que se llegue a saber si efectivamente García Lorca fue enterrado allí, ya que sus descendientes han expresado que se reservan el derecho a disponer de sus restos.

Junto al poeta de la generación del 27 estarían enterrados también el profesor Dióscoro Galindo y los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Juan Arcollas, asesinados por las tropas franquistas un mes después del inicio de la Guerra Civil en 1936.

El pasado 16 de octubre quedó superado el último escollo para el comienzo de los trabajos tras la firma de un convenio entre la Consejería de Justicia de la Junta de Andalucía, la Diputación de Granada, el Ayuntamiento de Alfacar, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y la Universidad de Granada.

Desde la Junta de Andalucía se ha destacado que el objetivo de los trabajos de exhumación no era encontrar los restos de Lorca, sino recuperar la memoria histórica y dignificar a los asesinados durante y después de la Guerra Civil.

También se ha expresado que desde la Junta se ofrecerá exclusivamente información de "interés general", como el número de cadáveres hallados en la fosa o si están o no identificados.

La sobrina del famoso autor, Laura García Lorca, ha sostenido en repetidas ocasiones que la familia estaba en contra de la apertura de la fosa, puesto que creían que no contribuiría a cerrar heridas, al considerarla como una evidencia del trato brutal de la dictadura de Franco.

Los estudios practicados en septiembre por el Instituto de Geofísica de la Universidad de Granada mediante un sistema de georadar han revelado que existen seis zonas de interés para la excavación y que se encuentran a una profundidad de entre 0,60 y 1,80 metros.

El encargado de la investigación forense de los trabajos, José Antonio Lorente, explicó que las tareas se dividirán en cuatro fases: la ubicación de las fosas, la exhumación, el estudio antropológico y finalmente el estudio genético.

Las estimaciones de las cifras de fusilados por las fuerzas de Franco van desde centenares a miles de personas.