Público
Público

"Es una injusticia que, después de 20 años, no podamos trabajar de maestros"

CCOO lleva ante la Defensora del Pueblo las denuncias concretas de interinos que han sido expulsados del sistema educativo al no reconocer su titulación por antigüedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sindicato CCOO lleva este jueves ante la Defensora del Pueblo las denuncias de interinos que han visto como, con el nuevo Decreto aprobado por la consejera de Educación -Lucía Figar-, su titulación no les sirve para trabajar en lo que llevan haciendo más de 15 años.

Es el caso de maestros de Educación Infantil que, en su momento, realizaron la Diplomatura de Profesorado de EGB, la que existía por aquel entonces -equivalente ahora al Grado de Magisterio-,  y que, al no haber oposiciones de su especialidad -Primaria-, se presentaban a otras como Educación Física o Infantil.

Gente como Ángeles, de 44 años, se han presentado durante años a Infantil 'porque de Primaria no había oposiciones' -era una lista común- y han trabajado durante 'muchísimos' años en esa especialidad en la que, hasta ahora, 'nunca ha habido problema para hacerlo' porque aprobábamos la oposición. Hasta este curso.

El problema surge ahora cuando Figar ha creado de forma improvisada listas extraordinarias para contratar interinos al darse cuenta de que, con sus nuevas premisas para aprobar la oposición, no lograba cubrir todas las plazas vacantes de maestros interinos a los que, por otro lado, despidió el pasado mes de junio. Hasta tres listas extraordinarias ha tenido que crear la consejera.

'He pasado el peor verano de mi vida', ha explicado una maestra de infantil

'He pasado el peor verano de mi vida', ha explicado Ángeles a Público, 'hasta el día antes de nombrarme no sabía si me iban a habilitar o no para trabajar'. Y es que, pese a estar diplomada, haber trabajado durante 20 años de maestra de infantil y haber hecho un curso por la UNED de esa especialidad, Ángeles no sabía si la echarían del sistema por no tener la titulación requerida. 

Las tres listas extraordinarias que se 'ha sacado de la manga' la Consejería de Educación, funcionan de la siguiente manera. En la primera de ellas, si la persona que se presenta ha aprobado en alguno de los tres últimos años la oposición, no es necesario tener la titulación correspondiente ya sea infantil, primaria, educación física o inglés para trabajar. Es decir, si su titulación es de magisterio infantil, pero se ha presentado a primaria, no habría problema para que diera clase este curso académico.

Lo malo llega para las personas que se encuentran en la segunda y tercera lista, a las que la Consejería ha tenido que recurrir porque, en ningún caso, la primera les permitía cubrir todas las vacantes. Para aquellos que pertenecen a esas últimas listas, será necesario que poseean la titulación correspondiente a la especialidad de las oposiciones a la que se han presentado. Lo que quiere decir que todas aquellas personas que, por antigüedad, no poseen la titulación requerida, se quedarán en la calle.

'Sacarme el Grado de Infantil me cuesta 4.000 euros', ha explicado Ángeles

'Ahora tenemos que sacarnos el Grado de la especialidad de Infantil', ha explicado Ángeles, 'que nos cuesta 4.000 euros'. Además, Ángeles se siente indefensa porque como lleva 'toda la vida' trabajando de Infantil, si ahora se presentara de Primaria, 'perdería toda la antigüedad' y es que, 'sería una injusticia total que, después de 20 años trabajando de maestra, me inhabiliten'.

Por todo ello, la organización sindical CCOO quiere presentarse ante la Defensora del Pueblo para denunciar este hecho que afecta a un gran número de profesionales de la Educación. El secretario de Educación Pública no universitaria de CCOO Madrid, Héctor Adsuar, ha explicado a Público que, pese a ya haberlo denunciado como asociación, quieren 'ponerle nombre y apellido a todas esas personas afectadas por esta regulación de las listas porque es gente que 'se siente absolutamente indefensa'.

Y es que, para el secretario, Figar no aceptó el acuerdo sectorial al que se llegó en 2006 que 'era el más razonable' para regular las listas de interinos, aprobando una nueva regulación de 'forma improvisada y sin tener en cuenta a los sindicatos' . Y es que, 'decidieron hacer las listas así para tapar lo que de verdad ocurre, que son los recortes y lo que de verdad quieren, que es una reconversión de la plantilla', ha sentenciado Asuar.