Público
Público

Inmigrantes EEUU optan por esterilización pero no pueden pagarla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Frederik Joelving

Un estudio realizado en Texasrevela que muchas embarazadas que firman un consentimientoinformado para que se les realice una ligadura de trompas y, así,evitar nuevos embarazos, vuelven a tener un bebe.

La mayoría de ellas, según los autores, son inmigranteshispanas ilegales que finalmente optan por no hacerse eseprocedimiento sencillo porque no pueden pagarlo.

"Al cobrarles 1.000 dólares por dos puntadas, eligen nohacerlo y la mitad vuelve a quedar embarazada al año", dijo ladoctora Andrea Ries Thurman, de la Escuela de Medicina del estede Virginia.

La experta agregó que la ligadura de trompas es un métodoanticonceptivo drástico que impide que las mujeres puedanconcebir al evitar que el óvulo llegue al útero. Pero tendríasentido en las mujeres de bajos recursos que ya tienen varioshijos.

Más de 10 millones de mujeres estadounidenses utilizan laesterilización como método de planificación familiar y es elmétodo anticonceptivo más común entre las mujeres casadas deentre 15 y 44 años.

Como obstetra y ginecóloga del Centro de Ciencias Médicas SanAntonio de la University of Texas, un hospital del condado queatiende a inmigrantes ilegales, Thurman advirtió que muchasmujeres optaban por rechazar el procedimiento a pesar de haberlosolicitado.

Y eso no sucedía porque cambiaban de opinión, según publicóel equipo el año pasado. La mayoría no podía pagar la ligadura.

Texas acaba de implementar un programa de cobertura médicapara las inmigrantes ilegales al momento del parto, pero noincluye la ligadura de trompas, que se realiza en el hospitaldespués del parto y cuesta 1.000 dólares luego de una cesárea y1.800 tras un parto vaginal.

"El procedimiento podría ser gratuito. La planificaciónfamiliar es rentable", dijo Thurman.

En el nuevo estudio, publicado en la revista Obstetrics andGynecology, el equipo halló que 429 de más de 1.400 embarazadassolicitaban la ligadura de trompas.

Un tercio optó por no hacerlo y casi la mitad de esas mujeresvolvió a quedar embarazada al año. Esas pacientes ya teníancuatro hijos en promedio y tendían a ser inmigrantes ilegales.

En cambio, menos de un cuarto de las mujeres que no habíansolicitado el procedimiento estaba embarazada al año. Estasmujeres tenían dos hijos en promedio y tendían a no ser hispanasy contar con seguro de salud.

FUENTE: Obstetrics and Gynecology, online 21 de octubre del2010