Público
Público

Los inmigrantes protestan por las dificultades para regularizarse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el lugar más céntrico de Madrid, con las instituciones de la región y la figura del oso y el madroño como observadores, varios centenares de extranjeros residentes en la capital denunciaron ayer el endurecimiento de los requisitos para establecerse legalmente en España y se manifestaron para reivindicar sus derechos. Acudieron convocados por la Red Estatal por los Derechos de los Inmigrantes (REDI).

Yo soy humano, y ¿tú?, rezaba la pancarta que portaba un niño, de origen magrebí, que acompañaba a su madre. La concentración, celebrada en una tarde primaveral en la madrileña Puerta del Sol, tuvo un carácter lúdico, con la actuación de un grupo peruano y una escenificación entre actores de distintas razas que cantaban al unísono 'Somos amigos, somos hermanos' al ritmo de los tambores.

'¡Ningún ser humanos es ilegal', fue la consigna más repetida. Pero también se escucharon otras como 'Nativa o extranjera, la misma clase obrera' o 'Para la Monarquía, la Ley de Extranjería'.

Denuncias y propuestas

Bajo el lema Tenemos derecho a tener derechos, la concentración, apoyada por 500 organizaciones de toda España,criticó el aumento de controles policiales 'arbitrarios', detenciones 'discriminatorias' e internamientos y expulsiones de inmigrantes 'amordazados, con camisas de fuerza y riesgo para su vida'.

No todo fueron quejas. También propusieron en un escrito Doce medidas urgentes por la dignidad de los migrantes. La concentración, enmarcada en una jornada estatal con eventos en 15 ciudades, como Barcelona, Valencia o Sevilla, se convocó en noviembre para solicitar el fin de cualquier discriminación por razón de origen y no por la cercanía de las elecciones generales.

Pero los inmigrantes no dejaron pasar la oportunidad de calificar de 'inadmisible' que se trate a la inmigración como 'arma electoral'. Y arremetieron por eso contra el PSOE y el PP: 'Que se lo hagan a Rajoy el contrato de integración' y 'Zapatero, no vale con el talante, queremos papeles para los inmigrantes', fueron dos de las frases más coreadas.

'Pedimos los derechos que se niegan a quienes buscan una vida mejor', resumió Víctor Sáez, presidente de la organización convocante.