Público
Público

Insecticida común, ligado a menor rendimiento cognitivo en niños

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Leigh Krietsch Boerner

Los bebés de mujeres expuestasa una sustancia química de los insecticidas durante el embarazotendrían un desarrollo cerebral más lento, según un estudiorealizado en Estados Unidos.

Las mujeres que más cantidad de butóxido de piperonilo (BOP)habían respirado, tuvieron bebés que obtuvieron 3,9 puntos menosque el promedio en un test de desarrollo a los 3 años (elresultado normal es de 85 puntos o más).

Esos cambios fueron similares a los observados en niños conbaja exposición al plomo, indicó Megan Horton, investigadora dela Columbia University y coautora del estudio. "Eso quiere decirque a estos bebés no les irá tan bien en la escuela", dijo Hortonsobre el estudio publicado en Pediatrics.

El cerebro del bebé es extremadamente vulnerable a lassustancias químicas tóxicas porque está en formación. "Si sealtera la huella dactilar, aparecen consecuencias de largoplazo", señaló Horton.

El equipo analizó muestras de aire del ambiente en el quevivían cientos de embarazadas para identificar los niveles de BOPy otra sustancia química llamada permetrina. Ambas sustancias soncomponentes de los insecticidas de uso doméstico.

La permetrina no estuvo asociada con las habilidades mentalesde los bebés, pero entre las 42 mujeres que habían respirado losniveles más altos de BOP (unas 4 partes por trillón), casi lamitad tenía un bebé con un desarrollo mental por debajo delnormal.

Eso a diferencia de apenas una de cada cinco mujeresexpuestas a niveles bajos o indetectables de BOP. Aun así, losresultados no prueban que el BOP cause el retraso deldesarrollo.

Según Horton, se desconoce la cantidad promedio de BOP en elaire y si los niveles bajos son seguros.

"Es probable que para estas sustancias tóxicas no exista algoasí como un nivel seguro durante el embarazo", sostuvo el doctorPhilip Landrigan, director del Centro de Salud Ambiental Infantilde la Escuela de Medicina de Mount Sinai, quien no participó delestudio.

FUENTE: Pediatrics, online 7 de febrero del 2011