Público
Público

Las insolvencias de particulares y empresas baten un récord hasta junio

En el primer semestre se produjeron 3.574 quiebras. Los concursos aumentan un 16,5% entre abril y junio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el primer semestre del año se declararon en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) 3.574 empresas, autónomos y particulares, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al segundo trimestre y publicados hoy. Entre enero y junio de este año se ha registrado el mayor número de insolvencias desde que, a finales de 2004, empezó a publicarse esa estadística, tras la entrada en vigor de la Ley Concursal. La cifra es un 8,7% superior al anterior récord, que data del primer semestre de 2009. La lectura está clara: no se atisba el final de la crisis que comenzó hace ya más de tres años.

Entre abril y junio, el número de insolvencias ascendió a 1.771, lo que supone un aumento interanual del 16,5% y la segunda cifra trimestral más alta desde 2004. El incremento se explica, sobre todo, por el fuerte repunte respecto al mismo periodo del año pasado (del 19,7%, hasta 1.494) de las empresas y trabajadores autónomos que se acogieron a la fórmula del concurso de acreedores, que pretende evitar la desaparición de las sociedades mediante la devolución ordenada de sus deudas. En comparación con los tres primeros meses del año, cuando se tocó un récord de 1.803 quiebras, la cifra es un 1,7% inferior.

Respecto al primer trimestre, los concursos de empresas y autónomos se redujeron un 3,7%, hasta 1.494, aunque los de particulares aumentaron un 10,4%, hasta 277.

Aunque descendió ligeramente (un 0,6%) el número de quiebras, la construcción y la promoción inmobiliaria volvió a ser, un trimestre más, la actividad empresarial más afectada por los concursos de acreedores, con 474 empresas, el 31,7% del total. A continuación figura el comercio, con 277 empresas (el 18,1% del total), mientras que en el sector industrial y energético se produjeron 254 insolvencias, el 17% del total.

El perfil de las empresas afectadas es el de sociedades de pequeño tamaño: el 68,4% de las quiebras del segundo trimestre facturaban menos de dos millones de euros al año, y el 64% tenía entre 1 y 19 trabajadores. Sólo el 5,15% tenía más de 50 empleados.

Por comunidades autónomas, Catalunya (381), Comunidad Valenciana (253), Andalucía (211) y Madrid (207) concentraron el 59,4% de los concursos de acreedores en el segundo trimestre. No se produjeron en Canarias, Cantabria, Navarra, La Rioja, Ceuta y Melilla.

En cuanto a las personas físicas, las comunidades autónomas con más quiebras entre abril y junio fueron Catalunya (59), Andalucía (48), Comunidad Valenciana (35) y Madrid (34), con el 63,5% del total. No hubo procedimientos de este tipo en Cantabria, Ceuta y Melilla.

El Consejo General de Colegios de Economistas advirtió de que 'la tendencia alcista en el número de declaraciones de concursos no parece que vaya a remitir, una vez analizados los datos que hasta ahora se barajan del mes de julio'. Este organismo advierte del 'efecto dominó' que generan estos procesos, que se traduce en la bajada de la recaudación de impuestos y el impago a proveedores.