Público
Público

Las insolvencias registran entre junio y septiembre su mayor caída trimestral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El número de empresas y personas que se declararon en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) se situó en 1.095 entre julio y septiembre, lo que supone un descenso del 36,6% respecto al trimestre anterior, el mayor desde que en 2004 entró en vigor la nueva Ley Concursal.

Así figura en la Estadística del Procedimiento Concursal publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que revela además que el ritmo de crecimiento de las insolvencias se frenó en seco respecto al mismo período de 2008, ya que aumentó sólo el 29%, en comparación con los crecimientos superiores al 100% y 200% de trimestres anteriores.

Entre julio y septiembre, 186 ciudadanos se declararon insolventes, una cifra que aunque duplica la del mismo período de 2008 (un 97,9% más), supone una bajada del 41% en comparación con el trimestre anterior, cuando se alcanzó el récord de 315.

En cuanto a las empresas y autónomos, 909 suspendieron pagos en el tercer trimestre, lo que supone un aumento del 20,4% en variación interanual, pero una reducción del 35,6% respecto al período comprendido entre abril y junio, cuando también se alcanzó la cifra máxima (1.727) de la serie histórica del INE, que comienza a finales de 2004.

Pese a que el mes de agosto es inhábil en los juzgados españoles, lo que hace que tradicionalmente se reduzca el número de concursos en el tercer trimestre, nunca se habían registrado descensos tan importantes, con la excepción de 2008.

Respecto a los sectores afectados, el 31,9% de las empresas concursadas en el tercer trimestre tenía como actividad principal la construcción y la promoción inmobiliaria, mientras que el 25,9% se localizó en la industria y la energía, y el 17,4% en el comercio.

En cuanto al número de asalariados, el 38,8% del total de empresas concursadas se concentró en el tramo de 10 a 49 trabajadores.

Por tipo de concurso, en el tercer trimestre 1.042 fueron voluntarios y 53 necesarios, con unos aumentos interanuales del 29% y 29,3%, respectivamente.

Atendiendo a la clase de procedimiento, los abreviados aumentaron un 171,2% y los ordinarios disminuyeron un 79,8%, después de que la reforma de la Ley Concursal haya fomentado los concursos abreviados para aligerar los plazos.

Por la naturaleza jurídica de los concursados, de los 1.095 deudores insolventes en el tercer trimestre, 909 fueron empresas (personas físicas con actividad empresarial y personas jurídicas).

Respecto a la distribución territorial de las insolvencias, las comunidades autónomas de Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid concentraron el 52,3% del total de deudores concursados en el tercer trimestre de 2009.

Por el contrario, La Rioja y Extremadura fueron las comunidades con menor número de deudores concursados.