Público
Público

Los inspectores de trabajo critican con dureza la reforma

Dicen que supone "un grave desequilibrio" en las relaciones laborales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Progresista de Inspectores de Trabajo (UPIT) critica severamente la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy, que califica como la expresión 'de un nuevo y grave desequilibrio' entre empresarios y trabajadores. Considera que crea un 'injusto marco de relaciones laborales' que consagra la hegemonía patronal a costa de reducir la intervención de los trabajadores.

Por ello, la UPIT se muestra en desacuerdo con la norma: 'Sostenemos que es necesario el mantemiento del equilibrio en las relaciones de trabajo como instrumento de progreso; que los poderes públicos no deben abdicar de sus responsabilidades de regulación y control, que las organizaciones empresariales y sindicales fuertes son la condición para el necesario diálogo social'. La asociación rechaza que España pretenda ser competitiva a coste de 'bajos salarios, precarización y desregulación', sino que debe defender el Estado del bienestar, la estabilidad en el empleo y la ampliación de la democracia en el ámbito de la empresa.

Creen que el fin es 'transferir renta' del empleado al empresario

La asociación considera que la reforma 'consagra' la privatización de los servicios de colocación a través de las empresas de trabajo temporal y del refuerzo del sector privado en la formación profesional. Critica también las novedades en contratación: la posibilidad de encadenar varios contratos de formación y el periodo de prueba de un año del nuevo contrato para pequeñas y medianas empresas, que, dicen, instaura 'un nuevo modelo de contrato temporal'.

La reducción de la indemnización por despido, la eliminación de la autorización administrativa para aprobar ERE y la de los salarios de tramitación, así como la introducción de elementos de flexibilidad interna en manos del empresario son algunos aspectos cuyo objetivo real es continuar con la 'transferencia de renta de los asalariados a los empresarios', según la UPIT.

'Nuestra legislación laboral no era rígida en absoluto. Antes al contrario, es la más flexible de Europa, como revelan los datos', contestan los inspectores de empleoal manido argumento de que las leyes laborales eran excesivamente estrictas e impedían crear empleo. La UPIT arguye que en años de expansión, el crecimiento económico y del empleo en España fue el mayor de Europa, mientras que cuando se desató la crisis, la pérdida de empleo fue también el mayor de la UE; en los dos casos con la misma legislación.