Público
Público

El Instituto de la Lengua acogerá en Burgos a académicos hispanoamericanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Instituto Castellano y Leonés de la Lengua suscribirá un acuerdo con las Academias hispanoamericanas de la Lengua Española para crear en Burgos un centro de estudio de americanismos por el que irían rotando académicos de diferentes países.

Este acuerdo ha sido anunciado, en declaraciones a EFE, por Gonzalo Santonja, director del citado Instituto y que estos días ha participado en numerosas actividades de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), en la que Castilla y León ha sido la invitada de honor.

Aunque aún es pronto para saber con exactitud cómo será ese centro, Santonja explica que la intención es establecer "una doble relación" entre los académicos americanos y representantes del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua.

Por ese centro de estudio de americanismos irían pasando los expertos de las diferentes Academias en períodos de "uno o dos meses", y al mismo tiempo ellos se sumergirían "en la tierra de los orígenes" del español, afirmó Santonja, poeta y ensayista, cuya obra se ha visto reconocida con el Premio de las Letras de Castilla y León, el Nacional de Ensayo y el Miguel Delibes de Narrativa, entre otros.

Gonzalo Santonja está "muy satisfecho" de la respuesta que han tenido las diferentes iniciativas organizadas por el Instituto que él dirige y, en general, las programadas por la delegación de Castilla y León.

La FIL ha servido, entre otras cosas, para "consolidar la relación con todas las Academias de la Lengua Española", porque había algunas, sobre todo "de las pequeñas", con las que el instituto Castellano y Leonés de la Lengua tenía "un trato teórico, pero no real", añadió el director.

De "excelente" puede calificarse también la acogida que ha tenido la exposición que Castilla y León ha montado en su amplio pabellón en la FIL, con reproducciones de joyas bibliográficas medievales, vinculadas en su mayoría a los orígenes del castellano.

"Ha ido muy bien y ha estado siempre llena de muchachos, tomando apuntes algunos de ellos", comenta Santonja, que estos días ha explicado a los visitantes, junto con "los paleógrafos", las características de esos códices y manuscritos.

"Es muy interesante, porque nosotros tenemos la idea de que los orígenes de la lengua son nuestros, pero el presente y el futuro son de ellos. Es bueno que eso lo sepamos", subraya.

En diferentes cursos y debates se habló de esos orígenes y de México como tierra de acogida, no solo "para los republicanos españoles" después de la Guerra Civil (1936-1939), sino que "lo fue desde mucho antes".

"Cervantes se quiso venir a México, y Mateo Alemán se vino y terminó de escribir aquí la primera Ortografía Hispanoamericana, algo que no se dice nunca", recuerda este filólogo y escritor.

El autor de "Guzmán de Alfarache", una de las obras cumbre de la novela picaresca del Siglo de Oro, "empezó a escribir la Ortografía en Niebla (Huelva), que es donde estuvo unos meses hasta que le permitieron embarcarse hacia América; la siguió escribiendo en el barco y la terminó en México".

En esa "primera Ortografía hispanoamericana" Alemán le "estaba dando vueltas a algunas de las cosas que hoy siguen preocupando" a los académicos, como la "ch", a la que "le dedica un capítulo".

"Las Academias de la Lengua -asegura Santonja- cuando intentan mejorar la Ortografía, aparte de acertar, saben que tienen detrás una tradición".

Santonja es visitante de la FIL desde hace muchos años, y da su "palabra de honor" cuando asegura que en esta edición "ha venido mucha más gente" que en otras.

"Puedo estar equivocado, como es lógico, pero creo que el hecho de hablar en México de los orígenes del castellano tiene mucho interés, como es lógico. ¿A quién no le interesa que le hablen de sus orígenes?, se pregunta este experto.

Para reforzar su argumento, Santonja alude al artículo que ha publicado sobre los orígenes del español en la prestigiosa revista "Letras Libres" y sobre el que ha recibido "más de 200 mensajes. Es increíble", asegura.

Por si fuera poco, el director dio estos días una conferencia sobre Mateo Alemán a las nueve de la mañana "y había 200 personas. En España, a esa hora, no va ni el conferenciante", bromea.

Ana Berjano.