Público
Público

La insurgencia mata a 118 personas en cinco atentados en Bagdad

Las explosiones ocurrieron de manera consecutiva. Cuatro de ellos iban dirigidos contra edificios oficiales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bagdad sigue siendo vulnerable a los ataques de la insurgencia. Este martes, al menos 118 personas han muerto en una cadena de cinco atentados, cuatro de ellos con coche bomba, que han afectado a varios edificios oficiales. El número de heridos supera los 197. La Policía ha ido aumentando la cifra de fallecidos de manera dramática desde las explosiones pasando de los tres muertos a la cifra actual. No se descartan más muertes.

Uno de los ataques, iba dirigido contra una patrulla policial en el barrio de Al Dura. Un suicida al volante de un vehículo cargado de explosivos se empotró contra el convoy de los agentes matando al menos a 15 personas. En esta explosión reultaron heridos 23 iraquíes, la mayoría civiles.

Otro ataque tuvo lugar cerca de la sede del Ministerio de Finanzas en el mercado de Al Shurya en el centro de la ciudad. El edificio había sido trasladado a este emplazamiento después de que en agosto un atentado destrozara la antigua sede.

La tercera explosión tuvo lugar cerca del Ministerio de Interior en el barrio Bab al Sharqi, también en el centro de la capital. El cuarto atentado se registró junto al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, en la calle Palestina.

Los terroristas atacaron asimismo la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Bagdad. 'Es un día negro', dijo a EFE Ahmad Jalil, estudiante de Arte , mientras las ambulancias continúan un frenético trasiego para transportar a las víctimas a los hospitales.

Numerosas personas se han concentrado en los lugares de los atentados, donde los daños materiales son visibles, para intentar ayudar a los servicios de rescate. Las explosiones han causado también numerosos daños materiales en los edificios y densas nubes de humo se elevan desde algunos de los puntos afectados por la cadena de explosiones, visibles en algunos casos desde varios kilómetros.

Ayer, siete estudiantes murieron en la capital tras la explosión de una bomba en un colegio de un barrio chií de la capital. Otros 42 resultaron heridos.

El verano fue especialmente violento para la capital iraquí. En julio murieron 41 personas en un doble atentado. En en agosto, una cadena de seis atentados acabó con la vida de casi un centenar.

El peor atentado que se recuerda en los últimos tiempos tuvo lugar en octubre. De nuevo, una ola de ataques mató a 155 personas.

Estos atentados se producen dos días después de que el Parlamento aprobara una enmienda de la ley electoral que satisfacía a todos los grupos políticos y que allanaba el camino para la celebración de elecciones generales.

El Consejo Presidencial tenía pensado decidir hoy cuál es la fecha más adecuada para la celebración de los comicios el próximo año.