Publicado: 10.06.2014 10:22 |Actualizado: 10.06.2014 10:22

Insurgentes yihadistas se hacen con la ciudad iraquí de Mosul

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Insurgentes del grupo yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL o ISIL), próximo a Al Qaeda, tomaron la sede del gobierno de la norteña ciudad iraquí de Mosul a última hora del lunes, haciéndose con el control completo de la población a lo largo del día, según anunció este martyes el gobernador de la provincia de Nínive, Azil al Nuyefi, citado por EFE.

Según Reuters, Al Nuyefi estaba atrapado en el interior del edificio, pero logró escapar, mientras la policía intentaba frenar el asalto de cientos de militantes armados con lanzagranadas, rifles de francotirador y ametralladoras pesadas montadas en vehículos. El gobernador explicó desde un lugar desconocido a la televisión Al Hadaz que se ha producido "un gran derrumbe" de las fuerzas del ejército iraquí, que se retiraron sin presentar batalla de algunas zonas de esta ciudad, una de las más grandes del país

Durante la madrugada del lunes, los yihadistas avanzaron hacia el sur de la ciudad, en dirección a una base militar en la que se encuentra un aeropuerto y la prisión de máxima seguridad, según relataron tres oficiales del ejército iraquí a Reuters.

Mosul, ubicada 400 kilómetros al norte de Bagdad, tiene más de un millón y medio de habitantes, que son en su mayoría árabes de confesión suní, aunque cuenta con un extenso número de minorías confesionales y étnicas, como kurdos, turcomanos y cristianos asirios.

También han capturado el aeropuerto internacional y un cuartel militar

Las tropas abandonaron la lucha en el sector oriental de la urbe, y entre los que se retiraron figuran altos mandos llegados desde Bagdad hace pocos días, según Al Nuyeifi. Los combatientes del EIIL capturaron también el aeropuerto internacional de Mosul y el cuartel militar Al Gazalani, en el sur de la ciudad.

Según medios de información locales, los yihadistas liberaron además a presos que estaban arrestados en cárceles y comisarías por cometer delitos terroristas.

El gobernador de Nínive, hermano del presidente del Parlamento, Osama al Nuyeifi, llamó ayer a la formación de comités populares para defender las zonas residenciales de los miembros del EIIL.

"El primero que va a portar armas para defender Mosul y sus habitantes soy yo, permaneceré en la ciudad y no la abandonaré", dijo el responsable con un fusil en la mano en imágenes difundidas por la televisión.

Por otro lado, una fuente de seguridad informó a Efe de que el EIIL también tomó el control de la parte oriental de la ciudad de Al Sharqat, en la provincia de Salahedín.

Tanto Nínive como Salahedín, de mayoría suní, han sido blanco de una ofensiva de los yihadistas desde el pasado jueves, que ha causado cientos de muertos.

Ayer, al menos 16 agentes de seguridad murieron en un ataque suicida en el oeste de Mosul, mientras que 25 civiles perecieron en dos atentados en la localidad de Al Tuz, en Salahedín.

La ofensiva del EIIL también ha tenido repercusión en la provincia occidental de Al Anbar, el feudo de los yihadistas en Irak, donde el pasado sábado tomaron durante unas horas a cientos de rehenes en la universidad de Ramadi.

El origen del EIIL es el llamado Estado Islámico de Irak, una alianza de organizaciones radicales nacida bajo el paraguas de Al Qaeda en territorio iraquí en octubre de 2006 durante la ocupación estadounidense.

En abril de 2013, el Estado Islámico de Irak añadió a su nombre "y del Levante" y anunció que comenzaba a operar también en Siria, lo que le ha enfrentado con la cúpula de Al Qaeda, que pide que se limite a actuar en Irak.

El objetivo de este grupo, con prácticas más extremas incluso que Al Qaeda y autor de numerosos atentados, secuestros y ejecuciones, es crear un emirato islámico en Siria e Irak.

EFE | Ankara

Un total de 28 camioneros turcos han sido secuestrados en el norte de Irak por rebeldes yihadistas cerca de la ciudad de Mosul, controlada desde hoy por el grupo integrista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), informan las emisoras turcas.

Los camioneros fueron retenidos por fuerzas del EIIL, considerado como terrorista por Turquía y sus aliados occidentales. Según la cadena de noticias CNNtürk, los retenidos transportaban combustible del puerto mediterráneo turco de Iskenderun a la planta eléctrica de Geyara en Mosul cuando fueron secuestrados.

Hasip Kaplan, un diputado del partido prokurdo turco HDP, aseguró hoy que varios de los camioneros lo llamaron por teléfono cuando fueron retenidos por los islamistas y que él mismo informó luego al Ministerio de Exteriores turco sobre lo sucedido.

El diario turco Hurriyet explica en su edición electrónica que el convoy de 28 camiones turcos llegó a Mosul justo cuando la planta de Geyara fue asaltada y puesta bajo control de las fuerzas islamistas.

Por ahora, las autoridades turcas en Ankara no han emitido ninguna declaración con respecto a la retención de los camioneros.