Público
Público

La inteligencia británica se niega a enseñar a Hobsbawm los datos que guarda sobre él

El historiador pidió hace dos años sus archivos al MI5 basándose en la Ley de protección de datos para corregir su autobiografía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Hemos analizado los archivos que hay en nuestra base de datos sobre usted y hemos decidido que no hay nada a lo que usted pueda tener acceso de acuerdo con la sección siete de la ley'. Esa fue la respuesta que el historiador británico Eric Hobsbawm obtuvo de los servicios de inteligencia al pedir en 2007, basándose en la ley de protección de datos, la información datos que guarda el MI5 sobre él. 

'Que yo sepa, nunca ha estado involucrado en nada que representase un problema de seguridad' para el Reino Unido, afirma Hobsbawm, distinguido por la Reina Isabel II con el título de 'Commpanion of Honour', cuyo lema es 'Fiel en la Acción y con el Honor Limpio'. Las críticas no han tardado en llegar, incluso por parte de miembros de los laboristas en el Gobierno: 'El profesor Hobsbawm es seguramente el más distinguido historiador británico', dijo Lord Lipsey, miembro laborista de la Cámara Alta quien en declaraciones al diario The Guardian, dijo que no hay razón para que Hobsbawn no pueda ver esos datos.

'En los años en que estuve en el Gobierno, durante la década de los setenta, tuve la impresión de que los servicios de seguridad estaban demasiado interesados en recoger información sobre los comunistas, partido que en aquel momento no representaba amenaza alguna', señaló Lipsey.

Según éste, tal comportamiento en el caso de los comunistas contrasta con la negligencia que mostraron esos mismos servicios de inteligencia hacia las facciones trotskistas, que sí representaban un peligro potencial.

De acuerdo con la actual legislación sobre protección de datos, tanto el MI5 como el MI6 (espionaje exterior) deben tener en cuenta las solicitudes que puedan presentarles los ciudadanos para ver sus datos, pero pueden negarse por motivos de seguridad, entre otros.

El MI5 ha hecho públicos recientemente los datos que guardaba sobre varios escritores de izquierda, entre ellos George Orwell y WH Auden, así como sobre la directora teatral Joan Littlewood y el cantante folk Ewan MacColl.

Durante los años que pasó en Cambridge, Hobsbawm conoció a algunos miembros destacados del grupo de espías de esa universidad inglesa, entre ellos Anthony Blunt, Guy Burgess (que huyó a la URSS en 1951) y James Klugman, quien supuestamente reclutó a esos espías.

'Conocí a ésos y a otros, pero no tuve nada que ver con sus actividades', afirma el historiador, según el cual tener acceso a esos documentos le ayudaría a corregir posibles errores en su autobiografía.

Hobsbawm, de 91 años, es autor de veintitrés libros de historia, entre ellos una brillante trilogía sobre el siglo XIX, una historia del siglo XX y una autobiografía, se afilió al mientras tanto desaparecido Partido Comunista británico en 1936, el año en que estalló la guerra civil española.