Público
Público

Intercambian por error los cuerpos de las cooperantes de Perú

La policía judicial confirma que el cadáver de la joven de Alcorcón es en realidad el de la cooperante de Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía judicial ha confirmado este domingo que el cadáver que se encuentra en el tanatorio de Alcorcón (Madrid) es el de la cooperante valenciana María José Such, fallecida en Perú, y no el de la madrileña Lidia Monjas, cuyo féretro por error fue trasladado a Valencia.

Así lo han confirmado fuentes conocedoras de la investigación, que también han informado de que, una vez subsanado el error, el féretro con el cuerpo de Such será trasladado esta tarde a Valencia mientras que el de la joven Monjas, que se encuentra en Valencia, viajará con destino a Alcorcón, localidad donde será enterrada mañana a las 09.00 horas.

El error en la identificación se conoció hoy, una vez que la familia de Such denunciase ante el Juzgado de Guardia de Xàtiva que el féretro llegado anoche desde Madrid no contiene sus restos mortales sino los de otra persona.

La familia comprobó que el cadáver no era el de María José Such

El alcalde de la localidad natal de Such, Vicente Huesca, informó de que el error en la identificación de los cadáveres se habría producido en el país andino. 'El error viene de Perú', ha insistido Huesca para relatar cómo anoche, sobre las 21.30 horas, los familiares de la voluntaria que se habían desplazado hasta la vecina localidad de Xàtiva para recibir el féretro procedente de Madrid comprobaron que el cadáver allí presente no era el de María José.

El alcalde ha señalado que la primera reacción de la familia fue la de denunciar el caso ante el Juzgado de Guardia y ha señalado que las gestiones para intentar aclarar lo sucedido se han alargado 'hasta las cinco de la mañana' y continuarán durante este domingo.

El error en la identificación de los cadáveres produjo en el país andino

El funeral y el entierro de la voluntaria, previstos para esta mañana, han tenido que ser aplazados.

El alcalde había informado este sábado de que por deseo expreso de la familia no se iban a realizar actos públicos de recibimiento del féretro en la localidad de Navarrés, al suroeste de Valencia.

Los cuerpos de las cuatro españolas que murieron el martes en el citado accidente llegaron a primera hora de la tarde de ayer al aeropuerto de Madrid-Barajas en un vuelo procedente de Lima.

En Perú se han quedado ingresados en distintos hospitales los cinco españoles heridos, entre ellos el marido de Such.

La Policía científica se trasladó al tanatorio de Alcorcón (Madrid) para verificar si el cadáver que se encuentra en este lugar es el de la cooperante Lidia Monjas, fallecida en Perú, o si corresponde al de María José Such, una vez que la familia de ésta ha denunciado que los restos llegados a Valencia no eran los suyos.

Dos de la cooperantes serán enterradas esta misma tarde

Fuentes del Tanatorio de Madrid han informado que miembros de la policía científica han tomado huellas del cadáver que permitan subsanar el error que se ha producido en la identificación.

Dos de los féretros desembarcaron en Madrid, es decir, los correspondientes supuestamente a la cooperante madrileña Lidia Monjas y a la salmantina Soraya Macías. Este último continuó su traslado por carretera hasta Gomecello (Salamanca), donde a las 13.00 horas de este domingo tendrá lugar el entierro.

También continuó vuelo a Málaga, el féretro con el cuerpo de Lorena Guerrero que recibirá sepultura, a las 17.00 horas en la localidad de Peligros (Granada).