Publicado: 16.06.2014 07:49 |Actualizado: 16.06.2014 07:49

Interceptan dos pateras cuando intentaban entrar a España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Efectivos de Salvamento Marítimo han rescatado esta noche a 68 personas, de origen subsahariano, entre las que hay 17 mujeres y 6 niños, menores de 4 años, cuando viajaban en una embarcación neumática a unas 5 millas al sur de la isla de Alborán. Y otra patera con siete inmigrantes subsaharianos ha sido interceptada en plena travesía del Estrecho de Gibraltar cuando se dirigía hacia las costas de Cádiz después de haber salido desde las inmediaciones de la costa de Tánger.

Los inmigrantes del cayuco próximo a Alborán, todos de origen subsahariano, fueron localizados sobre las 22.30 de la noche pasada por un barco mercante que navegaba por la zona, siendo rescatados por la embarcación de Salvamento Marítimo Salvamar Hamal, que los ha trasladado al puerto de Motril (Granada), donde han llegado sobre las 3 horas de esta madrugada.

Nada más llegar a la dársena portuaria han sido atendidos por un dispositivo de Cruz Roja que les ha dispensado una primera atención médica y alimenticia. Cinco de los inmigrantes fueron trasladado al Hospital de Motril, entre ellos un hombre con fractura de clavícula y tres mujeres en avanzado estado de gestación, han indicado a Efe fuentes de la organización humanitaria. Los inmigrantes permanecerán en el centro de acogida que dispone la Policía Nacional en la dársena portuaria de Motril hasta que sean enviados a un centro de Internamiento de Andalucía.

Mientras, la intervención de la patera próximo a Gilbraltar se ha producido a primeras horas de la mañana cuando un buque mercante que transita por la zona alertó de la presencia de la embarcación. Sus coordenadas indicaban que se hallaba cerca de las costas de Marruecos, por lo que la Gendarmería marroquí acudió en auxilio de la embarcación, en la que viajaban ilegalmente siete inmigrantes subsaharianos.

Los inmigrantes, en aparente buen estado de salud y todos ellos varones, han sido trasladados al puerto marroquí sin necesidad de que intervengan la Guardia Civil o los servicios de Salvamento Marítimo.