Público
Público

El interés de Lukoil en Repsol enfrenta a PP y PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La posible compra de un 30 por ciento del gigante español Repsol-YPF por parte del ruso Lukoil provocó este fin de semana un agrio intercambio de declaraciones entre los principales partidos, con el PP pidiendo al Gobierno que impida la operación y el PSOE recordando que fueron los populares quienes privatizaron la petrolera.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió el jueves el carácter español del grupo petroquímico y dijo que el Ejecutivo estaría muy atento a cualquier cambio en el accionariado, aunque dejó claro que respetaría las reglas de mercado y los derechos de las empresas.

El líder de la oposición, Mariano Rajoy, consideró sin embargo este fin de semana que el Gobierno había dado "luz verde" a la entrada de Lukoil en Repsol y afirmó que la operación pondría a España "como país de quinta división".

"Para nosotros la luz, la energía y la gasolina son un instrumento de supervivencia, para otros son lisa y llanamente un instrumento de poder y para hacer política, y no lo vamos a aceptar", aseguró el domingo en Santiago de Compostela.

Rajoy también se preguntó si Barack Obama o Nicolas Sarkozy pondrían en manos de una empresa rusa el suministro energético de parte de Estados Unidos o Francia.

"El problema es que aquí gobierna otro, aunque por poco tiempo", afirmó.

La operación está pendiente básicamente de que el grupo ruso consiga financiar los 10.250 millones de euros que requeriría la toma de control en Repsol.

Según una fuente próxima a las negociaciones, Lukoil ya ha acordado con Sacyr Vallermoso un precio de 28 euros por acción por su participación del 20 por ciento en Repsol, que sería extensible a otros socios institucionales por un 10 por ciento más del capital.

"Se pretende vender a los rusos el suministro de energía, gas y petróleo español. Este partido se opone por razones de seguridad y estrategia nacional a que se venda ese suministro a una empresa rusa", dijo Rajoy el sábado en un acto del Partido Popular en Almería.

"Hay soporte legal para poder evitarlo (...) Le pido al Gobierno que lo impida", añadió.

Ante las críticas del PP a la operación, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, respondió el sábado que lo que era "inmoral" era "arrojar a Repsol al mercado y exigirle responsabilidades al Gobierno actual".

Blanco recordó en una rueda de prensa en la sede del PSOE tras la reunión del Comité Federal que precisamente por estar privatizada, "la capacidad de actuar" del Gobierno de España sobre las decisiones de Repsol, "es más bien escasa", y criticó la "doble moral" de Rajoy en este asunto.