Público
Público

Interior imputa a los detenidos en Navarra ocho ataques desde finales de 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio del Interior imputa a los siete detenidos durante la última semana por la Guardia Civil en Navarra acusados de formar parte de un grupo de violencia callejera la comisión de siete ataques en la Comunidad Foral entre diciembre de 2007 y el pasado 25 de julio.

En una nota de prensa, este departamento atribuye a Alberto López Iborra, detenido el pasado viernes en Pamplona y que ayer ingresó en prisión por orden del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, el papel de responsable del grupo, al que también pertenecían Luis Goñi Lara y Xabier Sagardoi Lana, encarcelados hace una semana por el mismo magistrado.

Los ataques que se les imputan son los siguientes:

- 21 de diciembre de 2007: lanzamiento de dos cócteles molotov contra la oficina de Correos de Barañain.

- 28 de diciembre de 2007: corte de la catenaria de la vía férrea en Etxarri Aranaz.

- 28 de diciembre de 2007: corte de la catenaria de la vía férrea en Urdiain.

- 1 de marzo de 2008: lanzamiento de botellas con pintura color negro contra la sede del PSN en Barañain.

- 9 de marzo de 2008: lanzamiento de cócteles molotov contra una patrulla de la Policía foral en el casco viejo de Pamplona.

- 23 de junio de 2008: explosión de un artefacto en el Juzgado de Paz de Berriozar.

- 26 de junio de 2008: sabotaje e incendio de un transformador eléctrico en Barañain.

- 25 de julio de 2008: corte de la catenaria en la vía férrea en el término municipal de Unzué.

En los quince registros practicados en la operación, la Guardia Civil ha intervenido, entre otros efectos, garrafas y botellas con líquido inflamable, ácido sulfúrico y aceite, sprays de pintura, extintores y una bombona y un cartucho de cámping gas.

Los agentes del instituto armado también se han incautado de diverso material informático, documentación relacionada con Segi, Gestoras pro Amnistía y Batasuna, así como de boletos de rifas de movimientos auspiciados por estas organizaciones ilegalizadas.

En la nota de prensa, Interior subraya que los detenidos "empleaban procedimientos idénticos a los utilizados por los miembros legales de la banda terrorista ETA", tanto en lo que se refiere a las medidas de seguridad que adoptaban, como a la reivindicación de sus acciones en Gara o a sus objetivos: políticos, edificios públicos y el Tren de Alta Velocidad.

Interior añade que los miembros del grupo se servían "de los locales utilizados como 'Gaztetxes' y administrados por las 'Gazte Asanbladas', como centros de reclutamiento, instrucción y planificación de la violencia callejera".