Publicado: 26.11.2013 14:21 |Actualizado: 26.11.2013 14:21

Interior recula y modifica el borrador de la ley de Seguridad Ciudadana

Tras las críticas, el Ministerio de Fernández Díaz anuncia ahora que se van a introducir algunos cambios en ese borrador, aunque se desconoce su naturaleza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de las críticas y la oposición desde todos los frentes, Jorge Ferández Díaz ha decidido recular en el borrador del Anteproyecto de Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana que se anunció la semana pasada, aunque todavía no se ha hecho público y, por tanto, no se ha conocido en ningún momento el contenido del texto íntegro. Aún así, Interior anuncia ahora que se van a introducir algunos cambios en ese borrador, que estaba previsto que se remitiese el pasado viernes al Consejo de Ministros para su aprobación, pero finalmente este trámite fue aplazado. Este anuncia llega el mismo día que Interior ha anunciado el aumento del presupuesto destinado a seguridad ciudadana.

Desde Interior argumentaron que este aplazamiento se debía a la necesidad de llevar a cabo ajustes jurídicos, si bien las fuentes consultadas informan ahora de que las modificaciones podrían afectar incluso a las sanciones previstas inicialmente para determinadas conductas. Estas fuentes indican que los cambios con respecto al borrador inicial tendrían relación con las calificaciones que se aplican a los diferentes comportamientos entre muy graves (entre 30.001 y 600.000 euros de multa) graves (entre 1.001 y 30.000 euros) y leves (entre 100 y 1.000 euros). No obstante, estas fuentes no han concretado cuáles son las modificaciones ya que el borrador se presentará mañana de nuevo ante la Comisión de Secretarios de Estado y subsecretarios y de ahí podrían salir nuevas modificaciones hasta su aprobación definitiva.

Este borrador ha sido criticado desde numerosos colectivos políticos, sociales y hasta algún sindicato policial como el SUP ha manifestados sus reparos. Este sindicato, el primero del cuerpo, ha denunciado que "hemos sabido que se va penalizar más severamente las agresiones e insultos a la Policía, pero si es así, ¿por qué se sacan estos supuestos, al parecer, del código penal y se trasladan a infracciones administrativas?"

El borrador ha sido criticado desde numerosos colectivos políticos, sociales y sindicatos policiales Entre las medidas avanzadas más significativas se encuentra la de calificar como una infracción muy grave concentrarse sin autorización ante instituciones oficiales como el Congreso de los Diputados. También se considera muy grave la distribución de imágenes de los policías, así como datos personales de los agentes con fines que puedan suponer un atentado contra su intimidad, su familia o que puedan poner en riesgo una operación.

Dentro de las "muy graves" (21 en total) también se encuentra la perturbación del orden público en espectáculos, acontecimientos deportivos u oficios religiosos y demás actos públicos, manifestaciones sin autorización en torno a infraestructuras críticas como una central nuclear o un aeropuerto. Con entre 30.001 y 600.000 euros se sancionará también como muy grave entorpecer con dispositivos luminosos como los clásicos punteros lasser vehículos u otros medios de transporte como aviones.

Ya dentro de las graves se contemplan conductas como la participación en disturbios con capuchas, gorros, pañuelos o máscaras a efectos de dificultar la identificación por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado. También ofrecer o aceptar servicios de prostitución en la vía pública cerca de espacios de menores (colegios, guarderías, parques...) o en aquellos lugares que puedan afectar a la seguridad vial.

La intención del Ministerio del Interior es presentar el texto el próximo viernes ante el Consejo de Ministros ya que el propio ministro manifestó su deseo de empezar con la tramitación parlamentaria de la Ley antes de que finalizase el actual periodo de sesiones en el Congreso de los Diputados.