Publicado: 07.04.2014 19:56 |Actualizado: 07.04.2014 19:56

Interior, Sanidad y Justicia revisarán periódicamente el riesgo de las víctimas de la violencia machista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Interior, Sanidad y Justicia han acordado este miércoles revisar la valoración del riesgo de las víctimas de la violencia machista, en vista del repunte en el número de mujeres fallecidas a manos de sus parejas o exparejas este año, que ya asciende a veintiuna.

Para luchar contra "esta lacra", y a través de una nota de prensa, los titulares de Interior, Jorge Fernández Díaz; Sanidad, Ana Mato; y Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón han enumerado algunos de los cambios que pretenden aplicar, pero no han aportado cifras, presupuestos o plazos, dejando sin cerrar varios frentes.

Así, según se desprende de la nota de prensa pasadas las 8.45 horas de la tarde, los titulares de Interior, Jorge Fernández Díaz; Sanidad, Ana Mato; y Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón han acordado revisar periódicamente la valoración de riesgo. Según la normativa actual, hay11.724 casos en los que las fuerzas policiales han advertido peligro: 9.541 de bajo riesgo,  2.091 de riesgo medio, 88 de alto riesgo y 4 casos en los que el riesgo es considerado extremo, pero también cerca de 46.000 casos de violencia machista de "riesgo no apreciado" -sin medidas distintas a las aplicadas en otro tipo de delitos- que deberán ser revisados.

La nueva batería de preguntas a las que deberán responder las víctimas a la hora de formalizar la denuncia incluirá datos como la situación laboral de la víctima y del agresor,  la posible situación de discapacidad, si la víctima es menor o si tiene menores a su cargo -recibirán el mismo tratamiento que las mujeres- y otros factores de vulnerabilidad, además de factores de peligrosidad del maltratador.

Los juzgados de violencia sobre la mujer ampliarán sus competencias

Del mismo modo, los juzgados de violencia sobre la mujer ampliarán sus competencias a través del Anteproyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial, absorbiendo delitos que a día de hoy corresponden a los juzgados de instrucción: delitos contra la intimidad, el derecho a la propia imagen, contra el honor, el ciberacoso -nuevo delito incluído en la reforma Gallardón- y el quebrantamiento de condena o de la medida cautelar impuesta en los casos de violencia machista, siempre que la víctima sea pareja o expareja del presunto agresor.

Además, cuando comience a aplicarse esta reforma los jueces tendrán la obligación de pronunciarse de oficio sobre la pertinencia de adoptar medidas civiles (como las relacionadas con la custodia de los hijos) cuando haya hijos menores, con el fin de procurarles una mejor protección, ya que actualmente sólo pueden actuar tras una petición de las partes o del Ministerio Fiscal. 

Fernández, Mato y Gallardón se han dado cita este lunes a las 6.30 de la tarde en la sede del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para debatir algunos aspectos de estas medidas, pero no han comparecido ante los medios, como tampoco lo han hecho los portavoces del gabinete de comunicación de la ministra, que se han limitado a remitir un comunicado de prensa.

Según un portavoz del ministerio, esta es la primera modificación importante de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia desde su aprobación, en 2004.  El mismo representante ha aclarado que para el Gobierno estas nuevas medidas no suponen la culminación de los cambios a aplicar a esta ley, sino un punto de partida para mejorar esta normativa, y ha asegurado que más que una modificación "de redacción" de esta ley, los tres ministros han debatido la implementación de estas medidas concretas.

Para mejorar la valoración de riesgo pretenden crear un grupo de estudio para revisar los actuales protocolos , en el que deberían integrarse miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Consejo General del Poder Judicial, Instituciones Penitenciarias, Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y Ministerio de Justicia, aunque no especifiquen de qué entidad o institución dependerá este grupo de estudio.

Mato y Wert estarían negociando la inclusión de contenidos específicos sobre la prevención de la violencia de género en secundaria  

También han hecho especial hincapié en la importancia de la educación para luchar contra la violencia machista. La nota avanza que Igualdad negocia con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte la inclusión en el desarrollo curricular de Educación Secundaria de contenidos específicos sobre la prevención de la violencia de género, y afirma que el Ministerio que dirige Mato propondrá al ministro Wert promover los instrumentos para la detección temprana de casos de violencia de género en los centros escolares, sin especificar cuáles son estos instrumentos.

En la misma línea, pretenden mejorar los protocolos médico-forentes de valoración, e implantar otro protocolo de valoración psicológica del riesgo de violencia de género en las unidades de valoración forense integral, dependientes de los institutos de Medicina Legal, mejorarar la conexión entre Instituciones Penitenciarias y el sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género VIOGEN, y adoptar medidas para interconectar los sistemas de información y bases de datos de los Ministerios de Interior, Justicia, Servicios Sociales e Igualdad y de las Comunidades Autónomas.

Mato, Fernández y Gallardón exigirán a los magistrados superar cursos específicos para ejercer como jueces de violencia contra la mujer

Siguiendo la estela de las mejoras formativas y logísticas, los ministros pretenden implementar la formación de los agentes del Cuerpo Nacional y la Guardia Civil en violencia de género, pero también la de los jueces, para los que modificarán las pruebas de acceso y promoción y el plan de formación continua, y a los que exigirán la realización de un curso específico para acceder a plazas como jueces de violencia contra la mujer.

Los titulares de Interior, Sanidad y Educación han acordado mantener informadas a las víctimas de la situación penitenciaria de su agresor en todo momento, notificándoles las resoluciones referidas a la ejecución de penas.

Para que la víctima esté informada de oficio de las resoluciones de los juzgados de vigilancia penitenciaria relacionadas con la condena de su agresor, según la nota de prensa, será necesario interconectar los sistemas policiales de valoración de riesgo y la información de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, para lo que tampoco hay plazos.

También aparecen esbozadas algunas ideas para apoyar a la mujer a incorporarse o reincorporarse al mercado laboral, como la incorporación de empresas públicas a la iniciativa Empresas por una sociedad libre de violencia de género, o la suscripción de convenios con empresas para fomentar su contratación.

Teniendo en cuenta el repunte de casos de violencia machista entre los más jóvenes -un 5% más en 2013-, la nota de prensa no olvida hacer mención a las campañas de sensibilización en prensa, radio, televisión e internet que el Gobierno quiere desarrollar, dirigidas especialmente a los más jóvenes.

En resumen, un número importante de medidas sin concretar para combatir el problema de la violencia de género que sigue marcando las vidas de decenas de miles de mujeres en nuestro país, y que no se materializarán a corto plazo.

016. Teléfono de atención a víctimas de violencia de género. Es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica.