Público
Público

Interpol dice que arrestado en Kenia no es Mladic

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un hombre arrestado por la policía keniana bajo la sospecha de ser un criminal de guerra de la antigua Yugoslavia no es el general fugitivo serbobosnio Ratkno Mladic, dijo el viernes la Interpol.

Interpol dijo que la huella dactilar y otras comprobaciones hechas a petición de la policía keniana confirmaron que el arrestado no es Mladic, de 67 años.

La policía keniana detuvo al hombre, que durante años dirigió una empresa de negocios acuáticos al norte de la ciudad costera de Mombasa, en el océano Índico, bajo la sospecha de crímenes de guerra en la antigua Yugoslavia, dijeron el viernes sus compañeros y los agentes.

"Tras una petición de la policía keniana a Interpol para asistir en la identificación de una persona detenida en Mombasa bajo la sospecha de ser buscada por el Tribunal Internacional para la Antigua Yugoslavia, una serie de comprobaciones, incluyendo en la base de datos de huellas dactilares de Interpol han confirmado que el hombre no es Ratko Mladic", informó Interpol en un comunicado.

Mladic, el antiguo dirigente militar serbobosnio que ha sido acusado de genocidio, es uno de los dos fugitivos del Tribunal Internacional para la Antigua Yugoslavia, que tiene su sede en La Haya. El otro es el líder serbo-croata Goran Hadzic, que está buscado por crímenes contra la humanidad.

La portavoz de Interpol Rachel Billington no quiso hacer comentarios cuando se le preguntó si las huellas dactilares correspondían a algún otro criminal de guerra en la base de datos de la organización policial internacional.

Una portavoz del tribunal internacional tampoco quiso comentar la detención.

El portavoz policial Charles Owino dijo que darán detalles del caso más tarde. "Dejadnos terminar la investigación (...) Cuando tengamos información concluyente, os informaremos, informaremos a todo el mundo".

El arrestado fue nombrado como Igor Majeski, de unos 60 años, según fuentes policiales y compañeros en el hotel Whitesands, justo al norte de Mombasa, donde trabajaba. La policía keniana dijo que llevaba un pasaporte croata.

Los trabajadores del hotel estaban conmocionados.

"Estoy conmocionado. El sospechoso en cuestión ha estado gestionando su compañía de deportes acuáticos durante unos 25 años. Cuando llegó aquí por primera vez, tenía los papeles en regla y se le dio permiso para operar en estos terrenos", dijo a Reuters el gerente de Whitesands Mohammed Hersi.

Otros trabajadores le describieron como un hombre jovial que siempre se mezcló con facilidad con turistas y otras personas.