Público
Público

La intérprete de signos que lucha por la integración

Retratos del 15-M. Yurena del Peso, 30 años, desempleada y estudiante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se acercó al 15-M con cierto escepticismo, convencida de que las manifestaciones eran 'una herramienta poco funcional'. 'Fui porque quería contribuir a integrar a la comunidad sorda', explica Yurena del Peso. Esta activista, que ahora está en el paro y hace prácticas en la Agrupación de Personas Sordas de Granada, pensó que ellos tenían derecho a participar en los movimientos sociales y se ofreció voluntaria como intérprete de signos. No esperaba que aquella primera manifestación 'llegara a ningún lado'.

Pero descubrió que 'había mucha gente que parecía haber despertado en una conciencia social, más colectiva; gente dispuesta a sacrificar una parte de su vida por intentar cambiar algo'. Así que se sumó a la acampada y constató que allí existía la participación ciudadana, la capacidad de organizarse, la solidaridad.

Para Yurena, el 15-M ha supuesto 'el despertar de nuestra conciencia de poder ciudadano'. 'Nos hemos dado cuenta de que podemos cambiar cosas, por ejemplo, al frenar los desahucios'. Está segura de que el movimiento seguirá creciendo, asentándose y evolucionando, y espera que pueda influir más en la sociedad. Quiere que con el movimiento cambie el sistema político, que 'sea más horizontal, más participativo y capaz de hacer frente a los mercados que nos someten y nos dirigen de una manera extrema a nivel psicológico y social'.