Público
Público

Los intérpretes australianos de "Down Under" acusados de plagio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La banda australiana ganadora de un premio Grammy Men at Work podría verse obligada a pagar millones de dólares en indemnización después de que un tribunal fallara que su famoso éxito de la década de 1980 "Down Under" fuera tomado de una conocida canción tradicional.

"Down Under" se convirtió en el himno de los australianos y fue un gran éxito en las listas de éxitos estadounidenses, con letras estrafalarias acerca de las pastas para untar "Vegemite" y turistas drogados.

Pero la Corte Federal de Australia dictaminó el jueves que parte de la melodía de la canción proviene del tema infantil "Kookaburra Sits in the Old Gum Tree", escrito hace 70 años por la profesora australiana Marion Sinclair para un concurso de niñas.

"En mi opinión, hay un grado suficiente de similitud objetiva entre los compases de 'Kookaburra' que son vistos y escuchados en 'Down Under' y que juntos reproducen partes de la canción de la señorita Sinclair", escribió el juez en su decisión.

El fallo significa que los compositores de Men at Work, Colin Hay y Ron Strykert, además de su compañía discográfica EMI, tendrían que pagar millones de dólares en derechos de autor al dueño de los derechos de reproducción de "Kookaburra", Larrikin Music, que inició el caso judicial.

Men at Work es la única banda australiana que ha logrado tener simultáneamente un sencillo y un disco en el primer lugar de las listas de Estados Unidos con "Down Under" y el álbum "Business as Usual".

La canción, sobre un lugar en Australia donde "la cerveza fluye y los hombres vomitan", fue usada como incentivo para la victoria de Australia en la Copa del América de vela en 1983 en Estados Unidos. El tema ganó un premio Grammy a Mejor Artista Nuevo ese mismo año.

El juez ordenó que ambas partes negociaran los pagos de los derechos de autor en una conciliación y que volvieran al tribunal el 25 de febrero para decidir si Larrikin debe ser indemnizado por Hay y Strykert.

"Es un gran triunfo para el más desvalido", dijo el abogado de Larrikin, Adam Simpson, según periodistas fuera del tribunal en Sídney.