Público
Público

La interrupción del gas ruso comienza a notarse en Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La escalada en la disputa del gas ruso con Ucrania provocó el martes el recorte del suministro al sur de Europa, los Balcanes y Turquía, mientras la Unión Europea urgió a Moscú y Kiev a encontrar una solución a finales de semana.

Austria y Rumanía han dicho que sus suministros han caído un 90 y un 75 por ciento, respectivamente, mientras que Italia espera la llegada de menos gas y va a intentar abastecerse de otras fuentes, y Eslovenia estudia declarar el estado de emergencia. La compañía alemana E.ON Ruhrgas dijo que esperaba que los suministros cesaran el martes completamente.

Además, Grecia, Bulgaria, Croacia, Macedonia y Turquía han dicho que el flujo vía Ucrania ha cesado, desatando lo que Bulgaria calificó de una "situación de crisis" en medio del invierno.

Tanto Rusia como Ucrania se culpan de la crisis, que llega en medio de unas temperaturas inusualmente bajas en Europa, que recibe alrededor de una cuarta parte de su gas de Moscú.

La disputa también amenaza con empeorar las relaciones de Rusia con Occidente, ya frágiles tras la guerra con Croacia el pasado verano.

Oleh Dubyna, director de la compañía estatal energética ucraniana, Naftogaz, dijo que Rusia podría haber decidido cortar totalmente los suministros de gas de tránsito a Europa a través de Ucrania.

Por su parte, el monopolio exportador ruso del gas, Gazprom, negó la acusación de Kiev y aseguró que Ucrania ha decidido unilateralmente cerrar el lunes por la noche tres o cuatro tuberías de exportación.

Su viceconsejero delegado, Alexander Medvedev, dijo en una rueda de prensa en Londres que el actual flujo de gas es actualmente de una séptima parte del normal, y aseguró que la empresa es "rehén de un comportamiento irresponsable".

Ucrania no está dispuesta a sentarse en la mesa de negociación, señaló.

La Unión Europea pidió por su parte la reanudación inmediata del suministro en un enfrentamiento que ya dura seis días.

"Sin advertencia previa y en clara contradicción de las garantías dadas por las principales autoridades rusas y ucranianas a la Unión Europea, los suministros de gas a algunos estados miembros de la UE han sido recortados sustancialmente", dijeron en un comunicado conjunto la presidencia checa de la UE y la Comisión Europea.