Público
Público

Las inundaciones en Ecuador causan al menos 16 muertos y 265.000 evacuados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las inundaciones y riadas que han afectado gran parte del territorio de Ecuador desde enero pasado, han dejado, al menos, 16 personas muertas y 265.000 evacuadas, aseguró hoy el presidente de la República, Rafael Correa.

En un cadena nacional, el jefe del Estado calificó como un "desastre" los efectos de las intensas lluvias caídas en las últimas semanas en el país, especialmente en la región costera y parte de la sierra andina.

Correa agradeció la solidaridad de varios países amigos que han enviado ayuda a Ecuador para apoyar la atención a los perjudicados por el temporal.

Recordó que el Gobierno de Argentina envió un avión con ayuda humanitaria a Ecuador, con un cargamento de 17 toneladas, y que en los próximos días llegará otro desde Buenos Aires.

También agradeció al Gobierno de Venezuela por autorizar la ayuda humanitaria a Ecuador por un monto de 3 millones de dólares.

España, Japón y Estados Unidos también han ofrecido enviar ayuda a Ecuador, que afronta uno de los peores temporales en décadas.

Como ejemplo, Correa indicó que en la localidad de San Carlos, en la provincia costera de Guayas, las lluvias en lo que va de febrero han acumulado un volumen de 1.200 litros por metro cuadrado, que equivale a lo que llueve durante todo un año en la ciudad de Guayaquil, la capital de esa jurisdicción.

En un balance preliminar de los daños causados por el temporal, Correa informó de que, hasta el momento, "se han inundado 105.000 hectáreas de cultivos, entre ellas, 16.000 hectáreas sólo de arroz".

"En vidas humanas, tenemos reportados ya 16 fallecimientos, sobre todo en la zona de Babahoyo", la capital de la provincia de Los Ríos, agregó el mandatario, tras señalar que han sido evacuadas 265.000 personas de zonas inundadas.

Además, afirmó que las inundaciones han desnudado la falta de infraestructuras adecuadas, la pobreza extrema y falta de servicios básicos en el país.

Correa añadió que Ecuador no cuenta con una política de gestión de riesgo y dijo que su administración se empeñará en solucionar esa deficiencia que reluce cuando aparecen fenómenos naturales como los que afronta actualmente el país.

"Hemos avanzado mucho, hemos hecho lo posible en este (primer) año de Gobierno, pero, obviamente, falta mucho por hacer", apostilló Correa, y reiteró que "este desastre natural" hay causado "ingentes costos al país".

Para Correa, la prioridad en estos casos es proteger la vida de los ecuatorianos, luego la infraestructura productiva del sector público y, "por último, proteger los bienes privados y los medios de producción privados".

Recordó que decretó el estado de emergencia en todo el territorio nacional, bajo la coordinación de las Fuerzas Armadas, lo que permitirá "mucha mayor capacidad de ejecución" en las acciones de atención a los afectados.

"Hay 25 millones (de dólares) asignados inicialmente para la emergencia", añadió Correa, pero dijo que se dispondrá de todos los recursos que sean necesarios para tender a los perjudicados.

Además, adelantó que el Gobierno entregará a las personas pobres afectadas por el temporal un "Bono de emergencia" de 90 dólares, que se repartirá en dos desembolsos de 45 dólares, entre febrero y abril.

Asimismo, dijo que se abrirán líneas de créditos, a bajo coste, para los campesinos afectados, a través del Banco Nacional de Fomento, "para que puedan recuperarse de las pérdidas sufridas".

Correa dijo confiar en que censen o disminuyan los niveles de lluvias e insistió en que no se puede demorar la construcción de obras de infraestructuras que se requieren para evitar este tipo de emergencias.