Público
Público

Los inversores extranjeros confían en la deuda española

El Tesoro Público vende deuda por valor de 3.903 millones de euros al tipo de interés más elevado desde octubre de 2008. Más de la mitad de las peticiones han sido por parte de inversores extranjeros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las cuentas públicas están de enhorabuena. Según informa el Ministerio de Economía y Hacienda, el Tesoro Público ha finalizado una venta de bonos a 3 años por valor de 3.903 millones a un tipo marginal del 3,394%, frente al máximo previsto de 4.000 millones.

Se trata de la primera subasta de obligaciones públicas desde que el 28 de mayo la agencia internacional de riesgos Fitch rebajara la calificación de la deuda española.

La sesión anterior, el 8 de abril, se saldó con la adjudicación de 2.900 millones de euros a un interés marginal del 2,030%. Los resultados de hoy, sensiblemente mejores, suponen no obstante un incremento de 1,36 del tipo marginal, reflejo de que España todavía encuentra dificultades para colocar su deuda. Es importante señalar que más de un 50% de la compra ha tenido lugar por parte de residentes en el extranjero: 'He visto una fuerte demanda de inversores no residentes, lo que llama mucho la atención porque el grueso del papel se va para bancos no españoles', comentó un analista.

La subasta suscitó una fuerte expectación en un momento marcado por la subida de las rentabilidades y una ampliación de los diferenciales de los bonos de los distintos países periféricos del euro frente a sus pares de referencia alemanes. Esta tendencia  generada por el temor a un contagio de los problemas griegos hacia estados como España, Irlanda y Portugal. Desde las últimas semanas el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo había llegado a superar los 210 puntos básicos (2,10 puntos porcentuales), su máximo histórico desde septiembre de 1996. En la apertura de la sesión de hoy este diferencial se mantuvo estable en 200 puntos básicos. Tradicionalmente, las emisiones a más largo plazo sufren en menor medida la desconfianza del mercado; la subasta de obligaciones a 10 años celebrada en mayo registró un aumento de la rentabilidad meramente anecdótico.

La bolsa y el diferencial hispano-alemán se recuperaron nada más conocerse el resultado de la subasta. 'Ha sido una muy buena noticia. Se ha demostrado que hay demanda y mercado para los bonos españoles y las rentabilidades tampoco han subido tanto y por eso se ha dado la vuelta el mercado (de renta variable) español', dijo Óscar Moreno, gestor de fondos de Renta 4.