Público
Público

Los inversores extranjeros copan la emision de 4.000 millones de deuda a 30 años

El Tesoro ya ha captado el 90,1% de la financiación  a medio y largo plazo programada para  2013

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La continuada mejoría de las condiciones financieras en España reflejada en la gradual reducción de su prima de riesgo ha invitado al Tesoro Público del país a potenciar el plazo más largo de su deuda estándar con una emisión sindicada a 31 años. Según analistas, en un gesto de autoconfianza, la tesorería española quiso tomar el pulso al mercado en el plazo que mejor ilustra sobre el grado de aceptación de cualquier emisión entre el renovado interés de los inversores no residentes que captaron cerca del 65% de los 4.000 millones adjudicados, frente a los 10.600 millones solicitados.

'La venta salió muy bien (...) Dado que había dos emisiones, con fijaciones de precios al mismo tiempo por parte de Italia y de España, esto demuestra un gran espaldarazo por parte de los mercados hacia la periferia europea', dijo una fuente del Tesoro. El bono, que tiene un cupón del 5,15% y una rentabilidad del 5,213%, vence el 31 de octubre de 2044.

'Esta es una noticia positiva porque significa que el Tesoro español está tranquilo y sabe que sus emisiones van a tener una buena acogida', dijo Estefanía Ponte, directora de estrategia y economía de Cortal Consors. En línea con esta opinión, el interés por la emisión superó los 10.600 millones de euros, según datos oficiales confirmados por el Ministerio de Economía. 'Ahora hay demanda para estos plazos largos cuyos rendimientos siguen siendo muy superiores a los de otros países de la zona del euro, como Alemania', indicó Nicolás López, director de análisis y mercados de M&G valores.

Desde que hace unos 14 meses España pasó por sus peores momentos financieros en la historia del euro, cuando el diferencial del bono a 10 años frente a su equivalente alemán cotizaba cercano a los 650 puntos básicos, su situación ha mejorado bajo el paraguas del Banco Central Europeo (BCE) y de un avance en la reducción de su déficit fiscal.

'La situación financiera de España es más cómoda gracias a la intervención de Draghi', dice un analista'Sería difícil entender el cambio de la situación financiera de España hacia un panorama mucho más sosegado, si no hubiera sido por la intervención de Draghi (Mario, presidente del BCE) el verano de 2012 hablando de una posible compra de bonos de países en apuros', dijo un analista. 'España también ha apuntalado su credibilidad mejorando sus finanzas públicas y esto le ha facilitado claramente el acceso a los mercados financieros', agregó el analista. De esto daba una idea el hecho de los inversores no residentes han incrementado su posesión en bonos y obligaciones hasta los 181.830 millones de euros a julio de 2013 frente a los 162.815 millones al mismo mes del año anterior.

A las 17.22 horas, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se mantenía en torno a los 250 puntos básicos, un 60% por debajo de sus máximos niveles de julio de 2012, cuando pocos dudaban de que el país necesitaría un rescate inminente. 'El rescate (a España) es algo de lo que ahora no se habla en ningún momento', apostilló López.

Sobre esta materia, un alto cargo europeo, dijo el martes desde Bruselas que España e Irlanda no solicitarán nuevas ayudas a sus socios europeos después de que ambos países recibieran en el pasado sendos apoyos para sus respectivos sistemas financieros.

La mejora del escenario financiero para el Tesoro español se ha reflejado en su ritmo de captación de liquidez. Incluyendo esta emisión, la institución ya ha tomado el 90,1% del importe bruto en deuda a medio y largo plazo que debe emitir en 2013, un año que se presumía particularmente difícil.